Weekly News

Propone Diego castigo a paparazzi

28 de mayo de 2009.

La intromisión de los paparazzi en la vida privada de los artistas "es indefendible y debe ser penalizada, dijo ayer el actor mexicano Diego Luna.

Desde que nació su hijo Jerónimo el 9 de agosto de 2008 producto de su relación con la también actriz Camila Sodi, con quien se casó, los paparazzi no han dejado de perseguirlo para obtener imágenes del bebé o de su vida diaria.

En días recientes se publicaron fotos suyas, muchas de ellas fuera de foco, mientras compartía en un bar con su compañera de reparto en la obra de teatro El Buen Canario, Irene Arzuela. El titular sugería una conducta inapropiada de parte de Luna, aunque era imposible distinguir si el dúo compartía como amigos o de manera romántica.

"Me parece un atentado y algo indefendible", dijo en una rueda de prensa para promocionar su filme Mister Lonely, dirigido por Harmony Korine y que estrena mañana.

"Es una tristeza que se estén pasando tanto tiempo hablando de cosas insignificantes, que se publiquen chismes, información falsa y banal y que eso tome tanto terreno", señaló en tono calmado. "Que me pasa dentro de mi casa no va a salir de mí y por más que trato no hay manera (de que no pregunten), pero ya aprenderé a vivir con eso".

Reconoció que cuando se publicaron fotos de su bebé sintió rabia y pidió a los medios que empiecen a "generar un cambio, algo que nos haga crecer".

Hace algunos meses también se publicaron fotos de Luna bailando y compartiendo muy de cerca con una chica. Según el actor, algunos fotógrafos le han pedido disculpas luego de que toman imágenes suyas, porque no es lo que realmente quieren hacer, y comparó eso con su personaje en Mister Lonely y lo que entiende es la enseñanza de la cinta.

"Uno debe diseñar su realidad, uno debe decidir su presente o por lo menos morir intentándolo".

'Raquítico' estreno

Mister Lonely, cinta protagonizada por Diego Luna, se estrenará apenas con 4 copias en el país para salas comerciales. La historia trata sobre un hombre que busca escapar de su realidad a través de un personaje y escoge imitar a Michael Jackson.

Para realizar su papel, Luna tuvo la ayuda de un imitador profesional que lleva 16 años bailando como el llamado "Rey del Pop".

Diego insiste en que no sabe bailar, contrario a lo que asegura el director del filme, y que sintió mucho miedo de aceptar el rol porque no quería que sus bailes fueran la receta para el desastre igual como ocurrió en Dirty Dancing: Havana Nights, que protagonizó en 2004 y fue un fracaso de taquilla. Admitió que nunca fue muy admirador de Michael.

No obstante, desde la primera vez que leyó el libreto quedó encantado por "el reto actoral y la historia que cuenta".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles