Weekly News

Agrede y amenaza delincuencia organizada a funcionarios

3 de junio de 2009.

Durante 2008 y los primeros meses de 2009 al menos 10 funcionarios de diferentes niveles de gobierno en el estado de México han sido objeto de agresiones o amenazas de grupos del crimen organizado.

Ello a través de ataques -algunos han resultado muertos o lesionados-, o con mensajes que se han localizado en escenas de otros crímenes.

Entre otros se encuentra el ex director de Inspección y Vigilancia de la Agencia de Seguridad Estatal, Falti Hurtado, quien recibió amenazas a través de un mensaje a finales de marzo. Presentó su renuncia a principios de mayo.

Además la casa de un elemento de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) en Ixtapaluca fue baleada después de que participara en la detención de tres presuntos integrantes de La Familia y su presentación ante el Ministerio Público.

El ex director operativo de la procuraduría mexiquense Arturo Cuitláhuac Ortiz presentó su renuncia después de que su nombre apareciera en dos ocasiones en mensajes escritos presuntamente de La Familia, y después de que su escolta fuera acribillado afuera de su domicilio el 11 de julio de 2008.

Francisco Santos Amézquita, policía judicial conocido como "Comandante Cobra", recibió en junio de 2008 un mensaje colocado junto a dos cuerpos, en Tlalnepantla. A finales de octubre del mismo año fue baleado en Tultitlán por dos sujetos que ingresaron al bar en que se encontraba.

El director de la Policía Municipal de Tepotzotlán, Adán Olascoaga, es otro de los funcionarios que recibieron amenazas a través de un mensaje que se encontró, en febrero pasado, junto a dos cuerpos dentro de un vehículo.

De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), de enero a la primera quincena de mayo de este año en la entidad se han dado siete casos de homicidios contra funcionarios asignados a seguridad.

Entre los muertos está uno de los tres policías judiciales que fueron "levantados" por un comando armado en el municipio de Cuautitlán Izcalli el pasado 7 de enero; los otros dos fueron localizados con vida, horas más tarde, en la misma localidad.



Otro de los homicidios contra funcionarios municipales es el de Roberto Martínez de la Vega, quien fue comandante de la Policía de Ecatepec, y fue ejecutado el 10 de abril en el Bulevar Coacalco por los ocupantes de una camioneta. Sigue Agrede...dos... camioneta

El coordinador de las Fuerzas Especiales de Apoyo de la Policía Federal, Rodolfo Cruz López, indicó que integrantes de la banda de "El Arqui", detenidos por esa corporación y relacionados con la organización delictiva La Familia, están implicados en la muerte de Martínez de la Vega y en al menos 20 casos más.

Los hermanos de Martínez, Ernesto y Mario, ambos policías en Coacalco, fueron también víctimas de ataques; el primero murió en noviembre cuando tres camionetas rodearon su patrulla y le dispararon, en Villa de las Flores.

En tanto, el segundo fue herido por un sujeto al salir de su domicilio, pero sobrevivió.

Otro de los casos relacionados con la distribución de droga fue el homicidio del alcalde de Ixtapan de la Sal, Salvador Vergara Cruz, en octubre de 2008, perpetrado por un grupo delictivo local, presuntamente por presión de alguna organización dedicada al narcotráfico.

El ex director de la Policía Municipal de Huixquilucan, Pedro Chávez Rosales, fue detenido en noviembre pasado por su presunta participación en la ejecución de 24 personas en La Marquesa, ocurrida en septiembre.

Chávez Rosales, quien renunció a su cargo una semana después del multihomicidio, también fue señalado por quien fuera su homólogo en San Mateo Atenco, Antonio Careaga, por haber sido invitado a participar con el grupo criminal La Familia.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles