Weekly News

Encuentran los restos del avión de Air France

3 de junio de 2009.

Confirman que avión con 228 pasajeros cayó en el límite de la zona brasileña en Atlántico.

El ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, confirmó ayer que el avión de Air France que hacía el vuelo AF447 con 228 personas a bordo "cayó en la zona brasileña" en el Atlántico, con base en los restos divisados por los aviones de la Fuerza Aérea.

El ministro hizo las declaraciones en una rueda de prensa en Río de Janeiro después de visitar en un hotel a los familiares de los 58 brasileños que viajaban en la aeronave, un Airbus A330-200 que había despegado de Río de Janeiro el domingo por la noche con destino a París.

Jobim señaló que el avión de rastreo R-99 identificó materiales metálicos y no metálicos en el océano Atlántico en un vuelo efectuado la madrugada de ayer.

Posteriormente, un avión Hércules KC-130 avistó en el mar restos incluyendo un asiento, y después, en torno a las 13:00 hora local (16:00 GMT), registró "un conjunto de restos" que serían del avión esparcidos en "una franja" de cinco kilómetros o tres millas náuticas de longitud, según el ministro.

"Sumando los materiales divisados por el R-99, el asiento y los cinco kilómetros de restos, se confirma que esto es del Airbus", aseguró Jobim.

No obstante, el ministro dijo que "no se puede saber" si el avión explotó o no en vuelo, teniendo en cuenta los pedazos que han sido avistados y que se espera que puedan recoger los tripulantes de barcos de la Marina que deben empezar a llegar hoy a la zona.

Los restos fueron encontrados cerca del archipiélago brasileño de San Pedro y San Pablo, unas rocas deshabitadas a unas 380 millas náuticas de Fernando de Noronha y a 700 millas de la ciudad de Recife (Nordeste).

La Fuerza Aérea brasileña estableció una zona para la búsqueda dividida en tres áreas que suman 781 kilómetros cuadrados de extensión y que están peinando los aviones.

El jet Airbus A330, de cuatro años de antigüedad, partió de Río de Janeiro el domingo en la noche con 216 pasajeros y 12 tripulantes a bordo, dijo la vocera de la compañía Brigitte Barrand. Llevaba 61 ciudadanos franceses, 58 brasileños, 26 alemanes, nueve chinos y nueve italianos. También había ciudadanos de otros 27 países, entre ellos dos estadounidenses, dos españoles y un argentino.

Si no se encuentran sobrevivientes, este será el peor desastre aéreo de aviación civil desde el choque, en noviembre de 2001, de un jet de American Airlines en el condado de Queens, en Nueva York, en el que murieron 265 personas.

Entre los pasajeros había 126 hombres, 82 mujeres, siete niños y un bebé.

El avión viajaba en forma normal a unos 10 mil 670 metros de altura y una velocidad de 840 kilómetros por hora hasta que, cuatro horas tras el despegue, desapareció.

Los investigadores a ambos lados del océano intentan descubrir las causas, que pudieran ser viento y granizo de una masa de cúmulos, rayos o una combinación de hechos extraordinarios.

La tripulación no realizó ninguna llamada de emergencia antes del choque, pero el sistema automático del aparato envió un mensaje justo antes de que el avión desapareciera. El mensaje informaba sobre pérdidas de presión en la cabina y un fallo eléctrico.

Descartan acto terrorista

El Gobierno francés subrayó ayer que no puede decir que la desaparición del avión de Air France se deba a un acto terrorista, aunque insistió en que tampoco se puede excluir esa hipótesis.

El ministro de Defensa, Hervé Morin, precisó en una entrevista en la emisora de radio "Europe 1" que por ahora no tienen "ningún elemento" que corrobore que ésa sea la causa del accidente, aunque "por definición" no pueden excluirlo.

El secretario de Estado de Transportes, Dominique Bussereau, comentó en la misma entrevista que aunque por el momento no saben "nada" sobre la razón de la desaparición del Airbus A330 cuando volaba desde Río de Janeiro a París "parece más una pérdida de control del aparato, pero no se excluye nada".

Bussereau consideró que la tesis avanzada por Air France para explicar un posible accidente a causa de un rayo resulta incompleta.

"Un simple rayo no puede explicar la pérdida de un avión", destacó antes de añadir que en caso de que la aeronave se hubiera visto afectada por una tormenta en el Atlántico tendría que haber otros elementos y habría que hablar de "un conjunto de circunstancias".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles