Weekly News

Revela peritaje en guardería ABC diversas irregularidades

9 de junio de 2009.

HERMOSILLO, Son.— El titular de la PGJE, Abel Murrieta Gutiérrez, señaló que las investigaciones apuntan a que un cortocircuito en un aparato enfriador de aire, conocido como “cooler”, localizado en una bodega de la Secretaría estatal de Hacienda, habría ocasionado el incendio en la estancia infantil del Instituto Mexicano del Seguro Social en la colonia popular Y-Griega.

El fiscal estatal presentó documentos, fotografías, dibujos en tercera dimensión y videos, en los que se muestran las condiciones internas de la bodega habilitada como estancia infantil.

Claramente se observó en el material, que tanto las rutas de evacuación como las puertas de emergencia, eran deficientes. “Una puerta (de emergencia) se abrió, pero no sabemos si durante o después del incendio, tenía una chapa de seguridad en vez de un botón de seguridad”, mencionó el fiscal estatal.

Una de las salidas de urgencia estaba en un aula, lo cual presumió el procurador que se trata de otra anomalía. La otra se encontraba en la cocina. Los caminos hacía ambas no estaban libres.

“Tenemos que buscar un responsable de las instalaciones y del fuego que se inicia, pero tenemos que buscar también por qué se da este resultado tan negativo”, comentó.



En la guardería había inscritos más de 200 niños; cuando ocurrió el siniestro sorprendió a 141 que a esa hora dormían la siesta, de los cuales 44 han muerto, 22 permanecen hospitalizados tanto en México como en Estados Unidos, y 10 ya fueron dados de alta.

Explicó que no fue el fuego lo que dio muerte a la mayoría de los niños, sino el gas venenoso desprendido del poliuretano en llamas que cubría el techo de lámina de la estancia infantil subrogada.

Otro elemento que quedó comprobado es que la bodega de la Secretaría de Hacienda y la estancia infantil compartían el mismo techo y sólo los dividía un muro.

El fuego se extendió por todo el techo del galerón, los vapores tóxicos se almacenaron en el espacio entre la lamina y el falso plafón y luego, de manera intempestiva, bajó, lo cual ocasionó las intoxicaciones, a la vez que el poliuretano en llamas derretía el frigolid del falso plafón y éste a la vez caía sobre los niños.

Indagan tráfico de influencias

A pregunta expresa sobre la relación familias de funcionarios estatales y federales con los propietarios de la guardería, Abel Murrieta dijo que por oficio podrían iniciar una investigación para corroborar esa situación.

“No hay inalcanzables ni distinciones de ninguna especie, contamos con todo el apoyo y coordinación de la PGR”, dijo el fiscal.

El inmueble funcionaba como jardín infantil desde 2001 y la alcaldía de Hermosillo en ese año le otorgó el permiso de funcionamiento, el cual vencía hasta finales de este año.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles