Weekly News

Bomba de tiempo, las estancias infantiles

11 de junio de 2009.

La red de más de 8 mil estancias infantiles que la Secretaría de Desarrollo Social patrocina como apoyo a madres trabajadoras no exige a los operadores cumplir reglas de seguridad e incumple todas las exigencias de la Norma Oficial Mexicana para guarderías.

De acuerdo con la propia Sedesol, los requisitos para instalar una guardería que forme parte del Programa Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadores sólo pide a los dueños de los inmuebles contar con un espacio físico de 2 metros por cada niño y cumplir una serie de trámites burocráticos.

Entre los ocho requisitos que la Sedesol pide para formar parte de la red no se encuentra la exigencia de que las casas que serán utilizadas como estancias infantiles cuenten con salidas de emergencia, sensores de humo o extinguidores.

Incluso, según las reglas de operación del programa, se pueden hacer excepciones para abrir una estancia si no se cuenta con las instalaciones habilitadas, no se tienen servicios básicos como drenaje o contar con secundaria como nivel mínimo de estudios para las encargadas.

Estas reglas de operación sí establecen que se cuente con un extinguidor, pero no se menciona si aumentará su número si crece la matrícula de pequeños atendidos. Como mobiliario mínimo se pide una silla infantil por cada niño; una mesa de trabajo por cada seis niños; un mueble de guarda y un botiquín médico (no especifica qué debe contener).

Las estancias infantiles no están obligadas a cumplir la Norma Oficial Mexicana para la Prestación de Servicios de Asistencia Social Para Menores y Adultos Mayores que exigen, entre otros requisitos: que las guarderías tengan un diseño arquitectónico para desalojo del inmueble en caso de siniestro; contar con la capacidad necesaria de agua almacenada para el uso en caso de siniestros; detectores de humo instalados en el techo; colocación de extintores en lugares estratégicos; sistema de alarma de emergencia sonoro, y puertas de salida de emergencia con la dimensión necesaria y dispositivos de fácil operación.

UN RIESGO LATENTE

Para investigadores expertos en el tema, las estancias infantiles que atienden a 221 mil niños, y que fueron creadas en la actual Administración, principalmente en casas particulares, sin supervisión, representan una "bomba de tiempo".

En contraste, Lia Limón, una de las creadoras de las estancias, sale en defensa de su proyecto y asegura que estos lugares, aunque son casas adaptadas, son sitios más seguros para los niños porque se trata de espacios más pequeños.

La ahora candidata del PAN a la Asamblea Legislativa del DF dice que estas estancias surgen a raíz de una gran demanda de atención, y porque durante la campaña de Felipe Calderón a la Presidencia muchas trabajadoras le pidieron la creación de estas guarderías.

Gustavo Leal Fernández, profesor e investigador del Departamento de Atención de la Salud de la UAM Xochimilco, asegura que las guarderías improvisadas en casas que no cuentan con las medidas de seguridad son un riesgo latente para los menores de edad, que son cuidados por amas de casa a las que se les capacitó mediante cursos rápidos.



NEGOCIO BOYANTE

Cifras oficiales dan cuenta de que, desde hace nueve años, el IMSS se ha mantenido con 134 guarderías propias en todo el país, tiempo en que se ha reducido el número de niños atendidos (de 30 mil 949 a 24 mil 479), los cuales han sido absorbidos por guarderías subrogadas.

El IMSS se ha negado a dar a conocer cuánto le paga a las guarderías subrogadas por la atención de cada niño derechohabiente, pero de acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores del IMSS, en promedio al menos se pagan unos 3 mil pesos por niño.

Por ejemplo, la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde ocurrió la tragedia el pasado viernes y que atendía a 200 niños, sus propietarios estarían recibiendo más de medio millón de pesos al mes.

La Sedesol paga 900 pesos a las encargadas de las guarderías, por cada pequeño, y se les da un apoyo de hasta 35 mil pesos para que habiliten las casas.

LAS DENUNCIAS

En las estancias infantiles que forman parte del programa de Sedesol han muerto dos menores y se tienen 144 denuncias relacionadas con la falta de higiene, cobro de alimentos y maltrato a los pequeños, según información entregada por la propia Secretaría a diputados.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles