Weekly News

Meteorito a 50.000 km/h impacta a joven alemán, sobrevive

15 de junio de 2009.

Un joven alemán de 14 años, Gerrit Blank, puede considerarse afortunado, después de que le impactara en el brazo un meteorito. Un trozo de roca al rojo vivo, que un tamaño no mayor al de un guisante cruzó a más de 50.000 km/hora rozando su mano, para después hundirse la carretera. La consiguiente onda de choque hizo que el adolescente saliera volando, pero sus heridas son leves.

Las autoridades señalaron rápidamente que la roca no golpeó al muchacho directamente, puesto que servirá sucedido así, el meteorito lo hubiera atravesado con seguridad. Evidencia de esto es la fuerza del impacto, que la víctima describió como un sonido muchas veces más fuerte de la tormenta más fuerte que había escuchado nunca. El impacto causó un cráter de 30 cm de ancho en el suelo junto al joven. Si la trayectoria hubiera sido tan sólo unos centímetros distinta le habría arrancado un brazo o lo hubiera matado.

"Al principio vi una enorme bola de luz, entonces de repente sentí un dolor en mi mano. Tan sólo un segundo después oi una enorme explosión que parecía un trueno. El ruido que siguió al relámpago de luz fue tan fuerte que mis oídos estuvieron zumbando durante horas. Cuando me golpeó salí volando y después se hundió en la carretera con enorme velocidad." relató Gerrit.

"Se trata de un meteorito auténtico, muy valioso para los coleccionistas y científicos. La mayoría de ellos no alcanzan la superficie porque se vaporiza en la atmósfera. De aquellos que lo consiguen, seis de cada siete impactan en el agua", explicó el director de Observatorio Walter Hohmann en Alemania, Ansgar Kortem. El meteorito cayó en Essen, y los estudios científicos realizados desde entonces confirmaron que la roca es de hecho magnética, y que provino del espacio.

Sin embargo, existen algunas sombras de verdad tras este incidente. Existen algunos que dicen, que si el fragmento hubiera tenido realmente el tamaño de un guisante, su velocidad le habría hecho mucho más peligroso de lo que se ha afirmado. Por ejemplo, la Estación Espacial Internacional ha tenido que desplazarse de su órbita debido a la presencia de fragmentos de basura espacial, algunos más pequeños que el que cayó en Alemania.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles