Weekly News

Crece negocio de explotación sexual

15 de junio de 2009.

Enganchadas a las poderosas redes clandestinas de traficantes de humanos, centenares de jóvenes centroamericanas son llevadas a México -por aire o por tierra- para ser introducidas en los anillos de prostitución que operan principalmente en el Sur del territorio mexicano, puntos de destino de la trata de personas con fines de explotación sexual.

México, Guatemala y Honduras son "punto de encuentro" de personas explotadas por redes mafiosas, mientras que Costa Rica es un "afamado" paraíso sexual y Nicaragua es uno de los más importantes "proveedores" de víctimas, según un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) que describe el mapa del multimillonario negocio.

Desde los sitios de contacto en Honduras, Guatemala y México, las mujeres son "transportadas a un tercer país, usualmente a Estados Unidos o a Canadá", según el informe de la ONUDD.

"Toda la región sufre", dijo la viceministra costarricense de Gobernación, Ana Durán. "La trata de personas es una forma de crimen organizado que genera dinero como el narcotráfico y el tráfico de armas. La víctima no requiere una gran inversión, como sí lo necesitan las drogas y la ganancia casi es completa para los tratantes", añadió en entrevista.

"Se violenta absolutamente todo lo que tiene que ver con los derechos humanos, la integridad física y emocional e incluso la vida de la víctima", añadió Durán al insistir en que en la zona existe "mucha preocupación" porque el fenómeno es creciente y hay una alerta.

La situación volvió a emerger con fuerza en los últimos días, luego de que una red de prostitución de centroamericanas que opera en el estado Yucatán fuera desarticulada, en un hecho que confirmó a Centroamérica como punto de origen, tránsito y destino de mujeres que son explotadas sexualmente.

"Centroamérica no estaba preparada para lo que está sufriendo", advirtió el fiscal general de Costa Rica, Francisco Dall'Anese. Las mafias de tratantes, "lucran excesivamente y corrompen a funcionarios", ya que tienen presupuestos que "sobrepasan los de los países centroamericanos".

VA EN AUMENTO El informe de la ONUDD calculó que la trata en Centroamérica "mueve anualmente miles de millones de dólares y es un fenómeno que va en aumento" por ser "una actividad de la delincuencia organizada transnacional muy lucrativa, asociándose y/o compitiendo con el tráfico de drogas y de armas".

A inicios del siglo XXI, añadió Dall'Anese, "sus ganancias anuales se estimaban en 12 mil millones de dólares en el mundo. Hoy se han triplicado" y se calculan en 32 mil millones de dólares.

Cifras del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) revelaron que el negocio sólo es superado por los contrabandos de armas y drogas y que cerca de 1.2 millones de niños, niñas y adolescentes son sometidos al año a la trata en el planeta. Los especialistas han advertido que la delincuencia organizada invierte millones de dólares y "recupera" miles de millones de dólares.

Datos del Gobierno costarricense revelaron que gran número de mujeres de Cuba, República Dominicana, Rusia, China, Indonesia, Rumania, Nicaragua, Filipinas, Perú y Ecuador son llevadas por mafias internacionales a Costa Rica y sometidas a explotación sexual y a tareas forzadas como empleadas domésticas, peones agrícolas o pescadoras.

Investigadores de México y Centroamérica han señalado que el istmo centroamericano es un corredor de la trata de personas y que todos son países de origen, tránsito y de destino.

Pagan 300 pesos por mí

Cada año, miles de menores y adolescentes centroamericanas son traídas mediante engaños o secuestradas para obligarlas a prostituirse en bares, centros nocturnos, casas de citas, restaurantes disfrazados, hoteles, salas de masaje y agencias de edecanes en ciudades fronterizas de Chiapas y otros estados.

En centros nocturnos de la frontera de Chiapas con Guatemala, las mujeres son vendidas entre 200 y 300 pesos, aunque el precio varía según la edad y el físico, dijo una mujer que fue víctima de la trata de personas. "A mí, un hombre me llevó a un burdel, necesitaba el trabajo porque el "coyote" me había dejado tirada en Ciudad Hidalgo. Al final me enteré que la dueña pagó 300 pesos por mí", dice.

La joven asegura que los hombres, cuando ven a una mujer abandonada, se ofrecen a llevarla para conseguirle trabajo de sirvienta, pero la llevan a los centros de prostitución donde, por la desesperación por no tener dinero, acceden a quedarse.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles