Weekly News

Divide a Teherán ola de protestas

17 de junio de 2009.

Teherán, irán.- Teherán se escindió ayer en dos, con miles de partidarios del presidente, Mahmoud Ahmadinayad, y del líder de la Oposición, Mir Husein Musaví, en sendas manifestaciones que volvieron a dejar algunas escenas de violencia.

Convocados bajo el lema "concentración de la unidad", los seguidores de Ahmadinayad se concentraron en la céntrica plaza de Valy-e Asr, donde el Gobierno quiso hacer una demostración de fuerza y apoyo popular

Sin embargo, apenas se pudo constatar la intensidad de la marcha, ya que las autoridades iraníes vetaron la presencia de corresponsales extranjeros en las calles del país.

En una circular enviada por fax, el ministerio de Cultura y Orientación Islámica advirtió a los medios de prensa extranjeros que los permisos concedidos ya no eran válidos y que no podían cubrir los actos que no fueran autorizados.

Amordazada la prensa, la única vía de información fue ayer la televisión estatal iraní y los cientos de ciudadanos que, llevados por el fervor reivindicativo que sacude el país, graban las protestas con sus cámaras y teléfonos celulares y tratan de colgar ese material en Internet.

La cadena estatal, controlada por el líder supremo de la Revolución, ayatolá Ali Jameneí, aseguró que en la manifestación han participado miles de personas procedentes "de todos los estratos de la sociedad".

Escasos kilómetros más al Norte, miles de seguidores del líder de la Oposición volvieron a desafiar las advertencias del Ministerio del Interior y se lanzaron por cuarto día consecutivo a las calles para exigir que se anulen los resultados y se repitan los comicios celebrados el pasado viernes, en los que el ultraconservador Ahamadinayad salió reelegido por amplia mayoría.

La manifestación, que había sido ilegalizada, concentró de nuevo a miles de iraníes que, con el brazo alzado y haciendo el signo de la victoria con los dedos, desfilaron en silencio a lo largo de la calle Valy-e Asr en dirección al Norte de la ciudad.

Musaví había pedido ayer a sus seguidores que no acudieran a la marcha convocada en el Centro de la ciudad ante el temor de que se repitieran los disturbios que el lunes segaron la vida de siete personas en la simbólica plaza Azadí.

Pero pese a las restricciones impuestas por el régimen, que ha bloqueado numerosas páginas Web, interrumpido la mensajería por SMS y perturbado la señal telefónica en algunos puntos de la ciudad, internet y el boca a boca han mantenido vivas las protestas de la Oposición.



Irán es escenario desde el pasado fin de semana de movilizaciones y violentos enfrentamientos, originados por la victoria de Ahmadinayad.

Los choques se volvieron a reproducir ayer en algunos puntos de la ciudad, según informaciones de los testigos, pero que la prensa no ha podido constatar.

Protestan por reacciones en Europa

El ministerio iraní de Asuntos Exteriores convocó ayer a los embajadores de la República Checa, el Reino Unido, Francia, Holanda, Italia y Alemania para protestar por las manifestaciones que la Unión Europea y sus gobiernos han realizado sobre las elecciones presidenciales iraníes.

Según la televisión estatal, un funcionario iraní ha advertido al representante diplomático checo, Josef Havlas, que "ni la Unión Europea ni país alguno tiene derecho a interferir en los asuntos internos de Irán".

"Tampoco tiene derecho a criticar a este país, y menos en lo relacionado a las gloriosas elecciones", señaló el funcionario a Havlas, cuyo país detenta hasta el próximo 30 de junio la presidencia de la Unión Europea.

La comisión europea se ha mostrado "muy preocupada" por la situación que se vive en Teherán y otros puntos del país y ha pedido al Gobierno que "permita las manifestaciones pacíficas".







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles