Weekly News

Presuntos espías buscan quedar en arresto domiciliario

18 de junio de 2009.

WASHINGTON, EU.- Los estadounidenses Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn pidieron ayer a un juez que les permita quedar bajo arresto domiciliario tras ser acusados de espionaje en favor de Cuba.

En una audiencia ante un juez en Washington, Myers, un ex funcionario del Departamento de Estado de 72 años, y su esposa de 71, también pidieron ser defendidos en el caso por un solo equipo de abogados.

En una petición presentada por sus abogados, el matrimonio indicó que en caso de que se les conceda el arresto domiciliario pagarán por los equipos de vigilancia electrónica. Añadieron que el hijo de Gwendolyn también se comprometía a garantizar que alguien estuviera con la pareja las 24 horas del día.

Además, el matrimonio Myers prometió que se mantendrá alejado de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, a escasa distancia de su domicilio, así como de su embarcación en un muelle de la ciudad de Annapolis, en el vecino estado de Maryland.

El juez Reggie Walton respondió que consideraría la petición de arresto domiciliario y que respondería en el curso de una nueva audiencia que, en principio, se realizará el 24 de julio.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles