Weekly News

Mata camión bomba a más de 70 en Irak

22 de junio de 2009.

BAGDAD, IRAK.- Un camión cargado de explosivos estalló ayer cerca de una mezquita shii y mató a más de 70 personas e hirió a casi 200 más en el Norte de Irak.

La explosión cerca de la ciudad de Kirkuk, convulsionada por conflictos étnicos, sobrevino a horas de que el primer ministro advirtió a los iraquíes de un posible aumento en los ataques a medida que se acerca el plazo del 30 de junio para que las tropas estadounidenses se retiren de las áreas urbanas del país. El primer ministro insistió que la fecha límite será respetada "sin importar lo que pase".

Las tropas estadounidenses ya han empezado a salir de zonas de combate en Bagdad, Mosul y otras áreas urbanas mientras se acerca el plazo establecido como parte de un acuerdo de seguridad que contempla la retirada completa de las fuerzas estadounidenses en Irak para el año 2012.

Pero los asesinatos y atentados han agravado las preocupaciones de que las fuerzas iraquíes no están listas para hacerse cargo de su propia seguridad.

Los fieles salían de la mezquita en el área de Taza, a 20 kilómetros de Kirkuk, tras las oraciones del mediodía, cuando el vehículo cargado de explosivos estalló y destruyó el santuario, así como algunas casas de adobe que estaban cruzando la calle, según la Policía y testigos.

Cuadrillas de rescate removían los escombros durante la noche a fin de hallar a más víctimas, mientras que algunas mujeres suplicaban que les dejaran buscar a sus familiares. El Ejército estadounidense anunció que llevaría agua y generadores eléctricos al lugar.

La cifra de muertes aumentó al menos a 72 luego de que se recuperaron más cuerpos entre los escombros, informaron la Policía y las autoridades de Salud, que hablaron bajo condición de no ser identificados pues no estaban autorizados para dar información. Testigos indicaron que el camión se estacionó al otro lado de la mezquita y que pensaban que el chofer iba a rezar. El jefe de la Policía de Kirkuk, Jamal Tahir, dijo que los investigadores analizaban la posibilidad de que se tratara de un ataque suicida.

Nadie se adjudicó el atentado, pero fue similar a los realizados por Al Qaeda en Irak o a los que perpetran otros grupos insurgentes suníes, que aún combaten en el Norte del país a pesar de los avances en seguridad.

El ataque fue más mortífero que los del 24 de abril, dos ataques realizados por mujeres suicidas que mataron a 71 personas frente a un santuario shii en Bagdad.

Pide Obama detener violencia en Irán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer al Gobierno de Irán a que "detenga toda la violencia y las acciones injustas contra su propio pueblo", informó la Casa Blanca.

"Los derechos universales de libertad de reunión y libertad de expresión deben respetarse y Estados Unidos estará junto a quienes buscan ejercer esos derechos", dijo Obama.

Mientras continúan en Teherán y otras ciudades iraníes las protestas contra el resultado oficial de las elecciones presidenciales en ese país, el mandatario estadounidense reiteró que "el Gobierno de Irán debe comprender que todo el mundo está mirando lo que ocurre".

"Lamentamos cada vida inocente que se pierde", añadió.

Hasta ayer, el Gobierno de Estados Unidos se había mantenido como observador de los acontecimientos en Irán sin ir más allá de expresiones de carácter general sobre el respeto de la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas.

Numerosos críticos de Obama habían reclamado un pronunciamiento más explícito, y la Casa Blanca había replicado que no deseaba que Estados Unidos se convierta en parte del debate interno en Irán.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles