Weekly News

Zabaleta, una reina congruente

22 de junio de 2009.

La cantante Susana Zabaleta concluyó ayer un año como Reina del Orgullo Gay, aunque reconoció que hacer respetar las preferencias sexuales de la comunidad homosexual en México "es algo difícil de lograr".

"Estoy orgullosa de haber representado a una comunidad que ha mostrado ser valiente y coherente con sus propuestas", refirió la también actriz luego de que este sábado conluirá el reinado tras la XXXI Marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI).

Zabaleta dijo que durante su etapa como Reina del Orgullo Gay, que inició el 28 de junio del año pasado en el Zócalo capitalino ante más de 100 mil personas, procuró ser "una reina congruente".

"Fue muy emocionante que me escogieran a mí, y durante todo el año procuré ser una buena reina, expresando y respetando las opiniones de cada persona que para mí es muy importante", manifestó.

Sin embargo, reconoció que conseguir el respeto que se merece cada persona homosexual, es algo difícil. "Todos tenemos derecho a tener una preferencia sexual y a que se respete cualquiera que sea, pero lograr esto último en México es algo difícil".

Alguien no sea capaz de aceptar a los integrantes de la comunidad gay tal y como son es muy triste, comentó la cantante, quien prepara el lanzamiento de su nuevo álbum Amarrados, segundo material que graba con el cantautor yucateco Armando Manzanero.

"Hay gente grosera y eso nos entristece a los que no somos así, todavía hay mucho por hacer y es de la sociedad entera, no sólo de la comunidad gay", puntualizó.

Celebra a su padre

Si Susana Zabaleta siente admiración por algún hombre, ese es su padre: un pediatra con el que comparte su gusto por la medicina y con quien siempre puede degustar un buen vino.

"Para mí fue mágico tener al médico Alfonso Zabaleta en mi casa: ver cómo trabajaba, con esa entrega y demanda que te exige la medicina, sin importarle la hora o el esfuerzo", recuerda Susana en entrevista.

Pese a esa fascinación que en ella ejercen los temas clínicos, reconoce que nunca tuvo la vocación de seguir los pasos de su progenitor.

Así, ella prefirió "aliviar" al mundo con música y actuación, lo cual nunca le ha impedido disfrutar de una buena charla con su padre, a quien procura apapachar sin necesidad de fechas especiales.

"No soy mucho de entrarle al consumismo del Día del Padre. No hay regalos específicos que yo le haga, pero sí me gusta consentirlo, pasar un buen momento los dos, platicar de cuando él era chiquito, ¡me encanta! No sabes cómo disfruto eso.

"Creo más en los momentos, en compartir. Un momento ideal es invitarlo a disfrutar una buena botella de vino, ponernos un poco borrachos y platicar de nuestras vidas y de nuestros recuerdos".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles