Weekly News

La Columna Monetaria
Por: Hugo César Ricci
¿Calentamiento o Enfriamiento Global?

24 de junio de 2009.

Recientemente me tope con un estudio, de varios que se pueden encontrar en la red global, sobre el calentamiento del planeta; bueno, más bien que cuestiona tal hecho y lo refuta con datos históricos, he aquí el estudio, saque sus propias conclusiones. Vale decir que el tema tiene todo tipo de implicaciones políticas, económicas y demográficas.

EL ENFRIAMIENTO GLOBAL YA LLEGÓ! LA EVIDENCIA PARA PREDECIR EL ENFRIAMIENTO GLOBAL PARA LAS SIGUIENTES TRES DECADAS

Don J. Easterbrook, Dept. of Geology, Western Washington University, Bellingham,WA

INTRODUCCIÓN: A pesar de ningún calentamiento global en 10 años y un registro frio record del 2007-2008, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (PICC) y los modeladores de computadora que creen que el CO2 es la causa del calentamiento global aún predicen que a la tierra le aguarda un calentamiento catastrófico este siglo. Los modelos de computadora del PICC han predicho un calentamiento global de 1° F por década y 5-6° C (10-11° F) para el 2100 (Fig. 1), lo que ocasionaría una catástrofe global con ramificaciones para la vida humana, el hábitat natural, recursos energéticos e hídricos y producción alimentaria. Todo ello se predica con la idea asumida de que el calentamiento global es causado por un creciente CO2 atmosférico y que el CO2 continuará ascendiendo rápidamente.

Sin embargo, los registros de cambios climáticos pasados sugieren un escenario completamente diferente para el siglo 21. Más que un drástico calentamiento global a una tasa de 0.5 ° C (1° F) por década, los registros históricos de ciclos naturales pasados sugieren un enfriamiento global para las primeras varias décadas del siglo 21 hasta cerca del 2030, seguidos de un calentamiento global desde aproximadamente el 2030 hasta cerca del 2060 y un renovado enfriamiento global desde el 2060 hasta el 2090 (Easterbrook, D.J., 2005, 2006a, b, 2007, 2008a, b); Easterbrook and Kovanen, 2000, 2001). Las fluctuaciones climáticas de los últimos siglos sugieren ciclos de aproximadamente 30 años de calentamiento y enfriamiento, en una tendencia general de ascenso desde la Pequeña Edad del Hielo.

PREDICCIONES BASADAS EN PATRONES CLIMÁTICOS PASADOS

Los cambios climáticos globales han sido mucho más intensos (12 a 20 veces más intensos en algunos casos) que el calentamiento global del siglo pasado y han tenido lugar en un tiempo tan corto como de 20–100 años. El calentamiento global del siglo pasado (0.8° C) es virtualmente insignificante al compararlo con la magnitud de al menos 10 cambios climáticos de los últimos 15,000 años. Ninguno de estos cambios climáticos globales súbitos podría haber sido causado por la contribución de CO2 humano a la atmósfera porque tuvieron lugar mucho antes que comenzaran las emisiones antropogénicas de CO2. La causa de los diez cambios climáticos ‘naturales’ fue muy probablemente la misma que la del calentamiento global desde 1977 hasta 1998.

Relaciones entre fluctuaciones glaciales, la Oscilación Decadal del Pacífico y cambio climático global.

Luego de varias décadas de estudiar las fluctuaciones de los glaciares alpinos en la el Rango de la Cascada Norte, mi investigación mostró un patrón distinto de avances y retiros glaciares (la Oscilación Decadal Glaciar, ODG) que correlaciona bien con los registros climáticos. En 1992, Mantua publicó la curva de la Oscilación Decadal del pacífico que muestra un calentamiento y enfriamiento del Océano Pacífico que correlaciona de muy buena manera con las fluctuaciones de los glaciares. Tanto la ODG como la ODP se aparejan a los registros globales de temperatura y están obviamente relacionados (Fig. 4). Todos los cambios excepto los de los últimos 30 años ocurrieron antes de las emisiones significativas de CO2 así que están claramente NO relacionados al CO2 atmosférico.

Usando el patrón establecido para los últimos siglos, en 1998 proyecté la curva de temperatura para el siglo pasado hacia el siglo siguiente y obtuve la curva ‘A’ en la Figura 5 como una aproximación de lo que podría ocurrir en el mundo si el patrón de cambios climáticos pasados continúa. Irónicamente, la predicción fue hecha en el año más cálido de las últimas tres décadas y en la cima del calentamiento 1977-1998. Esa vez, la curva proyectada indicaba el comienzo de un enfriamiento global a comienzos de aproximadamente el 2005 ± 3-5 años hasta cerca del 2030, luego un calentamiento renovado desde cerca del 2030 hasta cerca del 2060 (sin estar relacionados con el CO2—solo es la continuación de un ciclo natural), luego otro período frío desde cerca del 2060 hasta cerca del 2090. Esto es definitivamente una aproximación, pero era radicalmente diferente del calentamiento de 1° F por década predicho por el PICC. Debido a que la predicción era tan diferente de la del PICC, el tiempo mostraría obviamente cuál de ellas era finalmente la correcta.

Ahora, una década después, el clima global no se ha calentado 1° F como lo predijo el PICC sino que se ha enfriado ligeramente hasta el 2007-08 cuando las temperaturas globales decayeron abruptamente. En el 2008, las imágenes satelitales de la NASA (Figura 6) confirmaron que el Océano Pacífico se había desplazado del modo cálido que había tenido desde 1977 a su modo frío, similar al del período de enfriamiento 1945-1977. El desplazamiento sugiere fuertemente que el las próximas varias décadas serán más frías, no más cálidas como lo predijo el PCC.

Implicancias de la ODP (Oscilación Decadal del Pacífico), ONA (Oscilación Nor Atlántica), ODG (Oscilación Decadal Glacial) y de los ciclos de manchas solares para el clima global en las décadas venideras

Las predicciones de temperaturas globales del PICC, 1° F más cálidas para el 2011 y 2° F en 2038 (Fig. 1), tienen pocas probabilidades de ser correctas. Las imágenes de NASA muestran que la Oscilación Decadal del Pacífico (ODP) se ha desplazado a su fase fría justo como fue predicho para cambios anteriores de la ODP (Easterbrook, 2001, 2006, 2007). La ODO dura típicamente 25-30 años y le asegura a Norte América climas más fríos y húmedos durante las fases frías y climas más cálidos y secos durante sus fases cálidas. El establecimiento de la fase fría de la ODP junto a un enfriamiento similar de la Oscilación Nor Atlántica (ONA), asegura virtualmente varias décadas de enfriamiento global y el final de la fase cálida de 30 años. Significa asimismo que las predicciones catastróficas de calentamiento global del PICC para este siglo fueron sumamente inexactas.

El desplazamiento de la fase fría a la cálida de la ODP en 1977 inició varias décadas de calentamiento global. La ODP se ha desplazado ahora de su fase cálida (en donde ha estado desde 1977) a su fase fría. Como se muestra en el gráfico anterior, cada vez que esto ha pasado en el siglo anterior, ha sido seguido por la temperatura global. El mapa anterior muestra las temperaturas oceánicas frías en azul (noten la costa oeste norte americana). El diagrama siguiente muestra cómo la ODP se ha desplazado de modos cálido a frío y viceversa en el siglo pasado, cada vez causando un seguimiento correspondiente de la temperatura global. Las comparaciones de calentamiento y enfriamientos globales en el siglo pasado con la ODP y la ONA, fluctuaciones de glaciares y actividad de manchas solares muestra fuertes correlaciones y proporcionan una base de datos sólida para proyecciones de cambios climáticos futuros.

El Océano Pacífico tiene modalidades de temperatura cálida y fria y en el siglo pasado se ha desplazado entre estas dos modalidades cada 25-30 años (conocida como la Oscilación Decadal del Pacífico u ODP). En 1977 el Pacífico se desplazó abruptamente desde su modo frío (en donde había estado desde cerca de 1945) hacia su modo cálido y esto inició el calentamiento global desde 1977 hasta 1998.

La correlación entre la ODP y el clima global está bien establecida. El anuncio del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA de que la Oscilación Decadal del Pacífico (ODP) se había desplazado a la fase fría a tiempo es comparable a lo predicho para anteriores cambios de la ODP (Easterbrook, 2001, 2006, 2007). La ODP dura típicamente 25-30 años y le asegura a norte américa climas frios y húmedos en sus fases frías y climas cálidos y secos en sus fases cálidas.

El establecimiento de la fase fría de la ODP junto a un enfriamiento similar de la Oscilación Nor Atlántica (ONA), asegura virtualmente varias décadas de enfriamiento global y el fin de la fase cálida de 30 años.

Las comparaciones de calentamiento o enfriamiento históricos globales del siglo pasado con la ODP, ONA, fluctuaciones de glaciares y actividad de manchas solares muestran correlaciones muy fuertes y proporcionan una data sólida para futuras proyecciones de cambios climáticos.

Como muestra el patron histórico de ODPs y ODG del siglo pasado y los correspondientes enfriamiento o calentamiento, el patron es parte de ciclos seguidos de cálido/frío de 25-30 años.

La fase de enfriamiento global de 1880 a 1910, se caracterizó por el avance de los glaciares en todo el mundo y fue seguida por un desplazamiento a la fase cálida de 30 años de la ODP, un calentamiento global y una rápida recesión de glaciares. La fase fría de la ODP retornó en ~1945 acompañada de un enfriamiento global y avance de glaciares durante 30 años. El desplazamiento a la fase cálida de la ODP en 1977 inició un calentamiento global y una recesión de glaciares que persistió hasta 1998. El reciente establecimiento de la fase fría de la ODP ocurrió justo a tiempo y asumiendo que su efecto será similar a la historia pasada, se puede esperar un enfriamiento del clima global en los siguientes 25-30 años. El calentamiento global de este siglo está en fase exacta con el patrón cíclico de calentamiento y enfriamiento normal del clima y nos hemos desplazado ahora desde la fase cálida a la fase fría en el tiempo previsto (Fig. 5). Las ramificaciones del ciclo de enfriamiento global para los siguientes 30 años son enormes ―e.g., falla de las cosechas de las áreas agrícolas (ya está pasando este año), demandas crecientes de energía, dificultades de transporte y cambio del hábitat. Todo ello durante un aumento mundial de la población de seis mil millones a cerca de nueve mil millones. El peligro real de gastar billones de dólares tratando de reducir el CO2 atmosférico es que quedará muy poco para tratar los problemas reales engendrados por el enfriamiento global.

CONCLUSIONES

El calentamiento global (i.e, el calentamiento desde 1977) ya terminó.

El aumento ínfimo de CO2 antropogénico en la atmósfera (0.008%) no fue la causa del calentamiento, fue la continuación de ciclos naturales que ocurrieron en los últimos 500 años.

El modo frío de la ODP ha reemplazado al modo cálido en el Océano Pacífico, asegurándonos virtualmente 30 años de enfriamiento global, tal vez mayor que el enfriamiento de 1945 hasta 1977.

Es incierto cuán frío será el clima global en este ciclo. Cambios solares recientes sugieren que puede ser bastante severo, tal vez más como el del ciclo frío de 1880 a 1915, que como el más moderado de 1945-1977. Un enfriamiento más drástico, similar al de los mínimos de Dalton y Maunder, puede hundir a la tierra en otra Pequeña Edad del Hielo, pero solo el tiempo nos dirá si eso es probable.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles