Weekly News

Reprime la Policía iraní a unos 3 mil manifestantes

30 de junio de 2009.

Policías iraníes se enfrentaron con una multitud de hasta 3,000 manifestantes cerca de una mezquita en el Norte de Teherán, luego que las autoridades arrestaron a 8 empleados locales de la embajada británica en Teherán por lo que describieron como su presunta participación en protestas poselectorales, señalando un endurecimiento en la postura de los gobernantes de Irán hacia Occidente.

Las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos para dispersar a la multitud en Teherán y algunos de los manifestantes se enfrentaron a ellas mientras gritaban: "¿Dónde está mi voto?", dijeron los testigos.

Algunos manifestantes aseguraron sufrir fracturas en brazos y piernas en los enfrentamientos cerca de la mezquita de Ghoba, dijeron testigos.

Agregaron que jóvenes participantes de la protesta atacaron a la Policía luego que algunos agentes presuntamente golpearon a una anciana.

La información no pudo ser confirmada de inmediato en forma independiente debido a las restricciones a la labor de la prensa extranjera en Irán.

Irán ha acusado a occidente de alimentar el malestar luego de una disputada elección presidencial del 12 de junio, señalando en particular a Gran Bretaña y Estados Unidos por presunta injerencia. La semana pasada, Irán expulsó a dos diplomáticos británicos, motivando la expulsión de dos diplomáticos de iraníes de Gran Bretaña.

El líder opositor Mir Husein Musaví argumenta que hubo un fraude masivo en la elección presidencial, diciendo que él es el auténtico ganador, no el presidente Mahmud Ahmadineyad.

La semioficial agencia de noticias Fars reportó que los 8 empleados de la embajada británica en Teherán estaban detenidos. Los 8 son sospechosos de tener un "papel significativo" en los disturbios, señaló Fars en un reporte citado por Press TV, televisora estatal en idioma inglés.

Los arrestos anunciados ayer llegan luego de que un clérigo iraní de alto rango, Ahmed Khatami, atacó el viernes a Gran Bretaña en un sermón televisado a nivel nacional. "En esta insurrección, los británicos se han comportado muy maliciosamente y es justo agregar el lema de 'abajo Inglaterra' al de 'abajo Estados Unidos'', señaló.

Estados Unidos y Europa han sido cada vez más directos sobre su condena a las medidas duras adoptadas por Irán. Los líderes iraníes han respondido con una retórica y la confrontación parece arrojar con violencia cualquier esperanza de un nuevo diálogo, como lo vislumbraba inicialmente el presidente estadounidense Barack Obama cuando asumió el cargo.

Los gobernantes de Irán han dado rienda suelta a milicianos para que aplasten a los manifestantes en las calles y han arrestado a cientos de periodistas, estudiantes y activistas. Una Corte especial juzgará a los manifestantes y Khatami exigió sentencias duras, incluida la pena de muerte, para quienes sean declarados culpables.

LIBERAN A EMPLEADOS

La Policía iraní ya liberó a "varios de los ochos empleados locales de la embajada británica" detenidos por su supuesta implicación en las protestas y los disturbios en el país tras la polémica reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Según el ministro de Inteligencia, Gholam Husein Mohseni Ejei, los empleados fueron enviados por la legación británica a las marchas para "recopilar información e inculcar ciertas ideas a los manifestantes y a la sociedad".

"La embajada británica desempeñó un papel crucial en los recientes disturbios a través de los medios de comunicación pero también de su plantilla", afirmó el ministro.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles