Weekly News

Se declara avergonzada esposa de Madoff por fraude

30 de junio de 2009.

Ruth Madoff, esposa del financiero Bernard Madoff, sentenciado hoy a 150 años de prisión por cargos de estafa multimillonaria a inversionistas, dijo estar muy avergonzada, traicionada y confundida como las demás víctimas.

La mujer de Madoff rompió su silencio al decir que su renuencia a hablar con las víctimas nunca fue falta de solidaridad como fue interpretada por muchos.

El pasado 12 de marzo Bernard Madoff se declaró culpable ante una corte federal de Manhattan de 11 cargos por delito de una estafa que asciende a 65 mil millones de dólares, considerado uno de los fraudes más grandes de la historia.

La señora Madoff señaló en un comunicado que desde el momento en que supo de la enorme estafa que cometió su esposo ha pensado en las muchas personas que confiaron y que ahora están arruinados así como su vida sin el hombre con quien ha compartido los últimos 50 años.

'Muchos de los inversionistas de mi esposo fueron mis amigos cercanos y familiares. Y desde diciembre, he leído, con inmenso dolor, las desgarradoras historias de personas cuyos ahorros de toda la vida han desaparecido a causa de su delito', indicó.

'Estoy muy avergonzada y apenada. Como todo el mundo me siento traicionada y confundida. El hombre que cometió este horrible fraude no es el hombre a quien he conocido durante todos estos años', agregó.

Tras conocer la sentencia algunas víctimas celebraron reunidos afuera del tribunal y volvieron a leer las declaraciones que dieron ante el juez antes que éste anunciara la sentencia de Madoff.

Nueve de las víctimas del fraude leyeron sus declaraciones en el tribunal, varias estuvieron en la sala mientras la sentencia fue leída, mientras que otros más observaban desde afuera por medio del circuito cerrado de televisión.



'Estaba tan feliz. No pudo haber sido mejor. Deseo que él viva para que cumpla toda su condena. Lo odio por lo que le hizo a mi vida y a la vida de mi hijo', señaló fuera del tribunal Emma Devida, una de las víctimas.

La semana pasada el juez Denny Chin ordenó a la esposa de Madoff, Ruth, que entregara el apartamento donde vive valorado en siete millones de dólares y ubicado en una zona exclusiva de Manhattan.

Chin también ordenó la entrega de propiedades en Palm Beach, Florida, y una casa en Montauk, Long Island, como parte de una orden de confiscación de 171 mil millones de dólares.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles