Weekly News

Inicia depuración en la Procuraduría

1 de julio de 2009.

La Procuraduría General de la República (PGR) inició un proceso de depuración de los más de 2 mil 600 empleados de base o sindicalizados con los que cuenta actualmente la dependencia, como parte de las medidas para garantizar "la idoneidad" del personal y salvaguardar la integridad de sus actuaciones.

Rafael Ibarra Consejo, oficial mayor de la PGR, difundió en las oficinas de la dependencia la circular OM/0003/09, donde se establece que ese tipo de servidores públicos sólo tendrá tres opciones para su futuro inmediato.

Una es el retiro voluntario, otra es acogerse a un programa de reubicación de personal dentro de la administración pública federal, conforme al perfil y disponibilidad de espacio para el empleado, y la última es someterse de manera voluntaria a los exámenes de control de confianza y de competencias profesionales.

Esta será la primera vez en su historia que la PGR aplicará el polígrafo en forma sistemática al personal afiliado a los dos sindicatos de la institución, como son secretarias, oficinistas, choferes y capturistas, entre otros, cuyo salario máximo llega a los 7 mil pesos mensuales.

De acuerdo con el documento, al igual que sucede con agentes ministeriales y policiacos, optar por los exámenes de control no es ninguna garantía, porque de reprobar los empleados de base también serán cesados de sus puestos de trabajo.

Las nuevas reglas para los sindicalizados tienen su justificación en la reforma a la Ley Orgánica de la PGR que entró en vigor el pasado 30 de mayo y que en su quinto Artículo transitorio contempla un plazo máximo de 60 días hábiles para que los empleados elijan una de las tres opciones mencionadas.

"La PGR contará con un período de tres años a partir del inicio de la vigencia de la presente Ley a efecto de instrumentar lo dispuesto en este Artículo", indica el texto.

"El personal que opte por lo dispuesto en la fracción I de este Artículo y no se someta o no apruebe las evaluaciones de control de confianza y de competencias profesionales dentro del plazo a que se refiere el párrafo anterior dejará de prestar sus servicios en la PGR".

El oficial mayor de la dependencia señala en su oficio que, con el cambio, "se prevé un nuevo modelo de organización en el que la PGR fortalezca sus procedimientos y mecanismos para la selección, ingreso, permanencia, capacitación y profesionalización de personal, para mejorar el desempeño y la calidad del servicio".



Algunos empleados consultados admitieron tener temor ante los cambios en la Ley Orgánica y manifestaron su inconformidad ante sus líderes gremiales, que poco o nada pudieron hacer para evitar esta situación que, desde su óptica, está encaminada al despido masivo.

La última vez que se practicaron exámenes de control y antidoping a empleados de base de la PGR fue en febrero de 1997, siendo Jorge Madrazo el titular de la dependencia. En aquella ocasión 49 trabajadores fueron dados de baja, de los cuales 45 fueron reinstalados.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles