Weekly News

Lanza Estados Unidos un ataque a bastión talibán

3 de julio de 2009.

LONDRES, INGLATERRA.- Miles de marines estadounidenses se adentraron ayer en un valle afgano dominado por las milicias talibán, lanzando la mayor ofensiva militar de la Presidencia de Barack Obama.

La ofensiva militar a gran escala lanzada contra el movimiento Talibán en la provincia afgana de Helmand permitirá garantizar la seguridad en las elecciones del 20 de agosto, afirmó ayer el Ministerio de Defensa.

En un comunicado, la dependencia afgana confirmó que la ofensiva se inició a poco después de las 01:00 horas (20:30 GMT del miércoles) con el despliegue de miles de soldados estadunidenses en los distritos de Garmsir, Khanishin y Nawa, en poder del movimiento insurgente.

"La operación fue lanzada con el objetivo de sacar a los talibanes de sus escondites y extender el control del Gobierno en esas zonas antes de las elecciones presidenciales del 20 de agosto", destacó el comunicado del ministerio afgano.

De acuerdo con la dependencia, la ofensiva es un esfuerzo conjunto del Ejército afgano y las fuerzas estadounidensess para "recuperar" los distritos de Helmand que "no están bajo control del Gobierno", por lo que durará hasta que sean recuperados por completo.

"La operación apunta a facilitar la asistencia de la gente a las próximas elecciones. Fuerzas aéreas y terrestres participan en las operaciones", destacó, tras aclarar que de ser necesario la ofensiva seguirá después del 20 de agosto.

La ofensiva, denominada 0peración "Khanjar" (Golpe de Espada) involucra a unos cuatro mil infantes de Marina estadunidenses y 650 soldados afganos, además de contar con el apoyo de aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El capitán estadunidense William Pelletier explicó en entrevista a la cadena bitánica BBC que está previsto que la operación sea precisa y rápida a fin de facilitar la realización de los comicios presidenciales.

"Lo que diferencia a la Operación Khanjar de otras anteriores es la gran cantidad de fuerzas incluidas y la velocidad", destacó horas después del inicio de la ofensiva, durante la cual, afirmó, no ha habido contacto con el enemigo.



La ofensiva es la más importante que lanza el Ejército de Estados Unidos en Afganistán desde su llegada al país centroasiático en octubre de 2001 tras los atentados del 11 de septiembre, cuya autoría se atribuyó a la red Al Qaeda.

Además, será la primera que dirigirá el general Stanley McChrystal, quien asumió la dirección de la seguridad en Afganistán a mediados del mes pasado en sustitución del general David McKiernan, quien tuvo el mando por más de un año.

Según reportes de prensa desde el terreno de combate, helicópteros, tanques y aviones de la OTAN incursionaron ayer en varias ocasiones por diversas áreas de Helmand.



La resistencia de afgana del Talibán no ha emitido ninguna reacción respecto a la ofensiva lanzada ayer por la madrugada, aunque se responsabilizó del secuestro de un militar estadounidense y tres uniformados afganos en el Este de Afganistán.

La portavoz del Ejército estadunidense Elizabeth Mathias aseguró que el militar llevaba desaparecido desde el martes pasado, por lo que se descarta que el secuestro haya sido en represalia a la operación.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles