Weekly News

-Blanco y Borruel, los grandes perdedores en Chihuahua
-Calderón y Germán, reprobados a nivel nacional
-Héctor Murguía, el más fortalecido en el PRI
-Cano y Duarte, en la misma situación que Juan Blanco

6 de julio de 2009.

No cabe duda que el gran perdedor de esta elección federa, fue el presidente Felipe Calderón, quien desde ya meses atrás había recibido la calificación reprobatoria de los mexicanos tras sondeos de opinión.

La crisis económica, el marcado desempleo y el descontrolado punto de la inseguridad, fueron los factores claves para que los mexicanos le dieran la espalda al presidente mexicano.

Y es que la situación no es para menos, en estos momentos nuestra nación es una de las más pobres a nivel mundial, somos un país altamente peligroso, no tenemos garantía de subsistencia, desarrollo ni seguridad para los grandes ni pequeños inversionistas y, para rematar, no se ha cumplido la promesa de campaña: aquella que levantó ilusiones de los mexicanos, tras publicitar Calderón que sería el presidente del empleo, hoy convertido en el presidente del “desempleo”.

Así las cosas, el hecho es que de las 6 gubernaturas que estaban en juego, el PAN sólo obtuvo una y eso aún no se tiene la contabilidad al 100%; pierde la mayoría de los escaños en la Cámara de Diputados y sobre todo, pierde plazas importantes como los estados de Querétaro y San Luis Potosí, así como ciudades como Guadalajara.

En este último punto, es necesario reconocerle al chihuahuense Jorge Esteban Sandoval, el papel que hizo al chihuahuanizar el método de campaña y con ello lograr el triunfo en una de las ciudades trascendentales para el panismo mexicano.

En esta entidad, el gran perdedor fue Carlos Borruel. No pudo el alcalde capitalino ganar sus dos distritos de su municipio. No logró hacer que Blanco avasallara a un novel contendiente priista ni mucho menos pudo hacer que su leal e incondicional Manuel Narváez sacara avante el proceso del 8vo. Distrito, el cual perdió casi 2-1 contra un Alejandro Cano agigantado y con el reto de subirse al proyecto del 2010.

Aquí en Juárez, sin duda el gran ganador fue Héctor Murguía. El Teto saca provecho a su imagen y el efecto de su persona permite que el PRI casi obtenga carro completo. Aún está en juego el resultado del 3er Distrito.

De esta manera el exalcalde juarense se perfila como el más fuerte contendiente a la gubernatura, ya que tan sólo en Juárez y Chihuahua, puede obtener el resultado que le dé las victorias en los procesos interno y constitucional, aunque lógicamente otros como el Secretario de Fomento Social, Oscar Villalobos, y el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, Fernando Rodríguez Moreno, buscarán ir en fuerte competencia por el mismo objetivo.

Podría decirse que también el electo diputado chihuahuita, Alejandro Cano, y el diputado federal, César Duarte, estarían en posibilidades de posicionarse rumbo al 2010, pero ambos adolecen de lo mismo que Juan Blanco: pertenecen a un equipo muy señalado por la corrupción y en búsqueda irracional exclusivamente del lucro personal.

ASI LAS COSAS...

Para tips y comentarios de la columna desentuertos escriba a: [email protected]



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles