Weekly News

Priístas piden limpia del gabinete de Felipe Calderón

7 de julio de 2009.

Felipe Calderón, debe hacer cambios en su gabinete, que no le funcionó en gran parte, y en el que se requiere de “una limpia”, señalaron el coordinador de la bancada priísta, Emilio Gamboa, y el presidente de la Mesa Directiva, César Duarte.

Tras el recuento de su triunfo en las elecciones intermedias, el PRI en la Cámara de Diputados dirigió un planteamiento al presidente Felipe Calderón, a fin de que haga cambios en su gabinete, el que no le funcionó en gran parte, y en el que se requiere de “una limpia”, señalaron el coordinador de la bancada priísta, Emilio Gamboa, y el presidente de la Mesa Directiva, César Duarte.

El PRI, que se será la primera fuerza en San Lázaro a partir del primero de septiembre próximo y, como señaló Gamboa, “probablemente sea mayoría”, tiene como compromiso primordial “dar respuestas a la ciudadanía, que vive una crisis económica de grandes alcances”.

Emilio Gamboa atribuyó parte del éxito del PRI en las urnas a que durante tres años fue un partido de propuestas, que “no caímos en la guerra sucia” de Acción Nacional.

Sobre el llamado de Felipe Calderón a construir acuerdos, Emilio Gamboa estableció que el compromiso priísta, “más que un borrón y cuenta nueva”, es contribuir a la solución de los problemas económicos que padece la población.

En ese sentido, “el presidente Felipe Calderón debe tener conciencia de que su gabinete no le funcionó en gran parte”, por lo que el jefe del Ejecutivo federal “debe hacer una evaluación” de sus colaboradores de primera línea, sugirió el priísta.

Por su parte, César Duarte, quien preside la Mesa Directiva de San Lázaro, dijo en entrevista por separado que “el Presidente de la República tiene la necesidad de darle una buena limpia al gabinete, para que se lleven a cabo con eficacia los programas de gobierno en la actual crisis económica”.

Duarte ironizó: “Creo que hay que levantarle un monumento al secretario de Agricultura (Alberto Cárdenas, por ser) malo para México y bueno para el PRI, por su obsesión en mantener políticas públicas lejanas a los productores, que se ha reflejado en la voluntad de los electores”.

Agregó que ha sido nocivo para el país, con impacto en el ánimo de los ciudadanos “esa obsesión por los subejercicios presupuestales, la pesadez de la burocracia, todo lo cual rechazó la sociedad”.

La tarea para el PRI, añadió Duarte, será trabajar más por la recuperación de la confianza de los ciudadanos, de cara al 2012.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles