Weekly News

Ser parquero, no es cosa fácil

8 de julio de 2009.

Todos los días vemos a personas de diferentes edades, sobre todos adultos mayores, cuidando vehículos en la vía pública, en los centros comerciales y todos ellos trabajan por lo que los dueños de los autos les quieran dar, pero no es una labor fácil y varios han muerto en su área de trabajo.

No siempre logran reunir lo suficiente para el sustento diario, pero al día siguiente ahí están laborando de sol a sol, con la esperanza de que la gente contribuya con ellos por el servicio que prestan.

Pero también se ha visto en las noticias que algunos de de ellos han caído acribillados por balas que eran dirigidas a otra persona, otros han sido heridos por que han evitado, con su presencia, el robo de algún auto a su cargo, tal como le pasó a Martín Rafael Holguín.

Martín recibió cuatro balazos, cuando dos robacarros intentaban abrir una pick up en los terrenos del estacionamiento de la Feria Expo, y todavía vive para contarlo, eso sucedió en el mes de septiembre del 2008, pronto va a ser un año de aquel suceso.

Con 30 años en el servicio, mencionó que se acercó al lugar donde un individuo estaba tratando de abrir una camioneta de reciente modelo y de repente del otro extremo le salió otro malhechor con arma en mano y al grito de “tú que vez!”, le disparó; los ladrones echaron a correr mientras que Martín quedó tendido.

Al escucharse los tiros, la gente que estaba en el Poliforo Juan Gabriel, salió para ver que sucedía y algunos de ellos hablaron al servicio de emergencias 060 para solicitar una ambulancia que llegó muy pronto, eso le salvo la vida.

Estuvo convaleciente por tres meses, en ese tiempo entre sus amigos, compañeros, su sindicato adherido a la CRT, así como personal del Grupo Caritas, le ayudaban con despensa, medicinas y un poco de dinero para los servicios, así como el pago del hospital.

Menciona que gracias a Dios esta vivo, ya que otros de igual profesión pero de diferentes organismos e independientes han sucumbido a las balas, que no eran para ellos, pero desafortunadamente estaban en el lugar de trabajo buscando el sustento diario para su familia.

De ellos podemos recordar a quien murió en un tiroteo frente a las instalaciones de la PGR, allá por la avenida Lincon; otro es quien falleció al estar recibiendo la propina de una persona a la que ejecutaron y él estaba demasiado cercas, tocándole caer en la acción, allá en la Plaza de Las Américas, así como aquel que fue abatido en la Vicente Guerrero muy cercas de la calle Brasil.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles