Weekly News

Zelaya, abierto a convocar elecciones anticipadas

8 de julio de 2009.

El presidente hondureño depuesto por el golpe militar, Manuel Zelaya, admitió como una posible solución al conflicto de su país la celebración de unas elecciones anticipadas, siempre y cuando las convoque el Gobierno legítimo que él representa.

Además aceptó la posible intervención de Óscar Arias, presidente de Costa Rica, para la resolución del conflicto político en su país.

Tras reunirse en Washington con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, Zelaya anunció que viajará a Costa Rica para iniciar las conversaciones con el actual presidente Arias, que ganó el Premio Nobel de La Paz en 1987.

Clinton, tras reunirse con el mandatario derrocado, dijo que tanto Zelaya como Roberto Micheletti, quien asumió como presidente de facto, aceptaron a Arias como mediador.



Mientras tanto, en Honduras, el portavoz de la máxima corte del país, Danilo Izaguirre, habló de la posibilidad de otorgar una amnistía a Zelaya una vez que haya un acuerdo político en torno a la crisis.

"La amnistía a Zelaya sería política con el fin de hallar una salida a la crisis del país', dijo. Una amnistía, sin embargo, sólo la puede otorgar el Congreso.

Antes del anuncio de Clinton, Micheletti dijo que se había comunicado con Arias para agradecerle "su intención de participar en un gran diálogo para resolver el problema de nuestro país'.

Consideró que Arias "tiene una conducta intachable y es un hombre con mucha credibilidad a nivel mundial'.

Dijo que su Gobierno está abierto al diálogo, aunque advirtió que "el diálogo no significa que se permitirá el regreso de Zelaya'.



Horas antes en Moscú, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que apoyaba a Zelaya, no porque fuera un amigo de Estados Unidos sino por principios de defensa de la democracia.

Antes de la entrevista de Clinton con Zelaya, un alto funcionario del Gobierno de Obama declaró que una opción era tratar de forjar un compromiso entre Zelaya, Micheletti y las fuerzas armadas para que el depuesto presidente pudiera retornar y terminar los 6 meses de Gobierno que le faltan con poderes limitados y definidos.

Zelaya, a cambio, abandonaría sus aspiraciones de modificar la Constitución, un plan que trataba de sacar adelante a fin de tener la oportunidad de reelección, dijo el informante que habló bajo condición de no ser identificado debido a que las conversaciones estaban todavía en marcha.

Mientras tanto, Xiomara de Zelaya apareció ayer por primera vez en público desde el derrocamiento de su esposo Manuel Zelaya, al acudir a una marcha donde afirmó que "lo único que vamos a permitir negociar es que el presidente sea restituido en su puesto'.

Interpol rechaza petición para capturar a Zelaya Interpol denegó la solicitud formulada por el nuevo Gobierno de Honduras para publicar una "notificación roja" sobre el depuesto presidente Manuel Zelaya, lo que supondría lanzar una petición de "detención preventiva con vistas a su extradición".

La solicitud atenta contra el Artículo 3 de la organización, en virtud del cual queda "prohibida a la organización toda actividad o intervención de asuntos político, militar, religioso o racial", señaló Interpol. "Los delitos de 'abuso de autoridad, usurpación de funciones, ofensas al Gobierno y traición' que se imputan al presidente Zelaya son de carácter político y no presentan ningún elemento de derecho común".

Interpol resalta que, según los medios, "las autoridades hondureñas impidieron que un avión en el que viajaba Zelaya aterrizara en el aeropuerto..." . Si la información es exacta y las autoridades se abstuvieron de practicar la detención en su territorio, eso demostraría la existencia de motivos distintos a la defensa de la cooperación policial internacional".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles