Weekly News

Golpea con fuerza a inmigrantes la crisis financiera y económica mundial

9 de julio de 2009.

NUEVA YORK, EU.- Inmigrantes mexicanos que dejaron a sus familias en su país para enviarles dinero desde 'el Norte', para construir su casa o negocio, han visto desvanecer su sueños por la difícil situación económica y el desempleo, consecuencia del colapso en el mercado de la vivienda.

José César Castillo, quien llegó a Nueva York hace tres años, trabaja 12 horas al día durante seis días a la semana como cocinero en un restaurante en el sector de Queens para enviar a su esposa e hija el fruto de su esfuerzo.

'Antes mandaba al mes unos mil 400 dólares, ahora sólo puedo enviar unos 700 dólares. Las ventas en mi trabajo han bajado y por lo tanto las propinas son mucho menores', dijo Castillo, quien emigró de Ciudad Valles, San Luis Potosí.

Enrique Lázaro, del estado mexicano de Puebla y quien se desempeña como cocinero, dijo que antes enviaba 400 dólares cada dos semanas y ahora sólo puede enviar entre 250 y 300 dólares. 'Todo está caro, los gastos son altos y la renta no me deja enviar más a mis tres hijas, con quienes me pienso reunir muy pronto', comentó Lázaro, de la población de Cholula.

Recientemente se registró que las remesas enviadas hacia México tuvieron una reducción de 19.87 por ciento de mayo de 2008 a mayo de 2009. El porcentaje se traduce de dos mil 371 millones de dólares hace un año, a mil 900 millones de dólares el pasado mes de mayo.

Algunas de las casas de envío consultadas por Notimex aseguran que el descenso en las remesas va de 30 a 40 por ciento. Jackson Fuentes, de la casa de envíos JF World, afirmó que aunque el número de personas que envían dinero es el mismo, ahora mandan a veces hasta la mitad o menos que antes.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles