Weekly News

Emergen de la bancarrota GM

11 de julio de 2009.

"Este día marca un nuevo comienzo para General Motors, uno que permitirá a cada empleado, incluyéndome a mí, volver al negocio del diseño, construcción y venta de estupendos autos y camiones, así como cubrir las necesidades de nuestros clientes", dijo Henderson en conferencia de prensa desde su oficina en Detroit.

"Este día marca un nuevo comienzo para General Motors, uno que permitirá a cada empleado, incluyéndome a mí, volver al negocio del diseño, construcción y venta de estupendos autos y camiones, así como cubrir las necesidades de nuestros clientes", dijo Henderson en conferencia de prensa desde su oficina en Detroit.

La nueva GM comenzó a operar ayer con una nueva estructura corporativa y un estado financiero saneado gracias a que el pasado domingo una corte de bancarrotas le aprobó la venta de activos.

Autoridades gubernamentales y de GM firmaron ayer a las 06:30 horas los documento necesarios para la transferencia de una buena parte de sus activos, como plantas, propiedad intelectual y dinero, a una compañía controlada por el Gobierno estadunidense.

Tras sólo 40 días después de su declaración de bancarrota, la automotriz considerada alguna vez la mayor del mundo ha resuelto sus grandes deudas y los contratos que la ataban a los préstamos federales.

"Una cosa hemos aprendido en los últimos 100 días: que GM puede moverse rápida y decisivamente" indicó el ejecutivo.

"Enfatizaremos vehículos más pequeños y mejores", añadió Henderson al anunciar que la compañía reestructurada es menor, pero mejor equipada para alcanzar la competitividad mundial.

Henderson indicó que GM mantendrá cuatro marcas, Chevrolet, Cadillac, Buick y vehículos utilitarios y camiones GMC.

PÉRDIDAS EN 4 AÑOS

General Motors perdió 80 mil millones de dólares en los pasados cuatro años.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos posee 60.8 por ciento de la nueva empresa, el Fondo de Prestaciones Médicas a Retirados un 17.5 por ciento, mientras que los gobiernos de Canadá y de la provincia de Ontario tienen 11.7 por ciento de las acciones.

Por lo que la antigua General Motors posee actualmente 10 por ciento.

Sin recortes en México General Motors de México reducirá en 12% la plantilla de empleados no sindicalizados de la compañía en el país, anunció su presidenta Grace Liebleim, aunque descartó el cierre de plantas en territorio nacional.

En conferencia de prensa, expuso los planes de la firma automotriz en México, luego del resurgimiento de General Motors tras su salida de la bancarrota, y aseguró que hoy es más rentable, competitiva y con viabilidad de largo plazo.



Por su parte, el director de relaciones públicas y gubernamentales de GMM, Mauricio Kuri, informó que los paros técnicos en la planta de San Luis Potosí previstos para siete semanas, se reducirán a cinco.

Así, el paro en ese complejo, que terminaría el próximo 21 de agosto se acortará al 10 de agosto, mientras que ayer fue el último día de paros técnicos en la planta de Silao.

En ese tema, la presidenta de GMM adelantó que no se prevé más paros técnicos en las plantas mexicanas, y reiteró que la compañía mantendrá sus operaciones, como parte del plan de la nueva General Motors.

En cuanto a la reducción de personal no sindicalizado, Grace Liebleim especificó que de tres mil 300 empleados que se tienen hasta ahora, la plantilla quedará en alrededor de tres mil.

Mauricio Kuri precisó que, en total, el recorte de personal no sindicalizado previsto en la región de Norteamérica (EU, México y Canadá) será de unos cinco mil 100, de ellos, cuatro mil para EU, 300 para México y el resto para Canadá. Precisó que en el caso de México no se prevé recorte alguno entre el personal sindicalizado (9 mil trabajadores).





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles