Weekly News

Lanza Manuel Zelaya ultimátum a Micheletti

14 de julio de 2009.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Desde Managua, Zelaya lanzó ayer un ultimátum a Micheletti al señalar que "a más tardar la próxima semana" espera su restitución en el poder. De lo contrario, dijo, dará por fracasada la mediación y procederá a adoptar otras medidas, sin especificar cuáles serían.

El mandatario depuesto arribó a Managua la noche del domingo procedente de Washington. Ayer leyó un comunicado transmitido en vivo pr la emisora sandinista Radio Ya.

"En virtud del incumplimiento de las resoluciones emitidas por la OEA y la ONU en cuanto al restablecimiento del orden constitucional y el retorno incondicional" de su persona al Gobierno "damos un ultimátum al régimen golpista para que a más tardar en la próxima reunión que se realizará esta semana en San José de Costa Rica, se cumplan los mandatos expresos de las organizaciones internacionales y de la constitución hondureña"

Agregó el comunicado: "caso contrario, se considera fracasada la mediación (del presidente costarricense Óscar Arias) y se procederá con otras medidas".

Por su parte, el mandatario designado Roberto Micheletti informó que el sábado podrían reanudarse las conversaciones entre sus negociadores y los del presidente derrocado Manuel Zelaya en un esfuerzo por buscar una salida pacífica a la crisis política que enfrenta Honduras.

"Estamos listos para otra convocatoria del mediador en el problema (el presidente costarricense Óscar Arias)", dijo Micheletti ayer en rueda de prensa, tras juramentar en su despacho a Carlos López Contreras como nuevo canciller, que reemplazó a Enrique Ortez.

Las palabras de Zelaya llegan al tiempo que en Tegucigalpa, Micheletti adelantaba que el Gobierno analizaría perdonar los delitos políticos presuntamente cometidos por Zelaya, pero no los de carácter penal.

Sobre las pláticas, hasta el momento todas las versiones indican que se realizarán el fin de semana, pero la información no ha sido confirmada ni por Arias ni por ningún miembro de su Gabinete.

La primera ronda de la semana pasada concluyó sin resultados concretos y las partes mantuvieron posiciones diferentes sobre el posible retorno al poder de Zelaya, el punto central del diálogo.

Sobre algún perdón al gobernante derrocado, el ministro de información, René Zepeda, dijo que "una amnistía política quizá la podría aprobar el Congreso para beneficiar a Zelaya", pero dijo que el mandatario derrocado "enfrenta otros cargos penales, a los que no corresponde un perdón".



Indicó que "el Gobierno del presidente Micheletti no contempla ningún perdón por delitos comunes a favor del señor Zelaya. Eso está en la esfera de la justicia, a la que el nuevo mandatario no puede penetrar".

Recientes interrupciones Aunque hacía mucho que no se veía a militares latinoamericanos derrocar a un presidente electo en forma democrática, los expertos que estudian la democracia de la región apuntan a casos recientes que tienen algunas similitudes con el golpe de Honduras.

"El caso que estructuralmente es parecido y que ha sido ignorado es el de Jamil Mahuad en 2000 en Ecuador", dice Aníbal Pérez Liñán, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Pittsburgh. "Hubo una acción militar forzando a salir al presidente".

Los otros antecedentes que se parecieron a un golpe tradicional, dicen los analistas, fueron los "autogolpes" de presidentes que intentaron disolver el Congreso. El peruano Alberto Fujimori lo logró en 1992 y el guatemalteco Jorge Serrano fracasó en 1993.

El juicio político o un proceso similar. Así fueron removidos Fernando Collor de Mello en Brasil en 1992; Carlos Andrés Pérez en Venezuela en 1993; y Abdalá Bucaram, declarado "incapaz", en Ecuador en 1997.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles