Weekly News

Promete Sotomayor 'fidelidad a la Ley'

14 de julio de 2009.

WASHINGTON, EU.- Sonia Sotomayor, candidata para el Tribunal Supremo de Estados Unidos, dijo que su filosofía judicial es "la fidelidad a la Ley", en la primera audiencia en el Senado, que debe aprobar su designación.

"La tarea de un juez no es hacer la Ley, sino aplicarla", dijo Sotomayor.

En la audiencia, los republicanos pusieron en duda su neutralidad, pero la magistrada reafirmó en su declaración su compromiso con "la imparcialidad" de la justicia.

"Mis experiencias personales y profesionales me ayudan a escuchar y a entender, pero la Ley siempre dirige el resultado en todos los casos", dijo Sotomayor.

La magistrada, de 55 años, aseguró que su historial como jueza de primera instancia y ahora en un tribunal de apelaciones refleja que ha interpretado la Ley de acuerdo con los términos marcados por el Congreso y que se ha adherido a los precedentes legales.

Sotomayor leyó su declaración, de dos páginas, cinco horas después del inicio de la sesión, en una sala abarrotada del Edificio Hart del Congreso.

La audiencia fue dedicada principalmente a dar tiempo a los 19 miembros del Comité Judicial a establecer su posición, mientras que hoy se pasará a la ronda de preguntas y respuestas.

Sotomayor habló en público por primera vez el 26 de mayo, cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la presentó al país como su elección para ocupar la novena silla del Tribunal Supremo.

Si el Senado le da el sí, sustituirá a David Souter, quien se ha jubilado y que era de tendencia liberal, como Sotomayor, por lo que la división ideológica de la Corte no cambiará.

Trayectoria

La jueza Sonia Sotomayor, que ayer se sometió a las preguntas de los senadores en su audiencia de confirmación, tiene prácticamente asegurado el "sí" para convertirse en la primera magistrada hispana del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Fuentes legislativas aseguran que Sotomayor, que desde que el presidente Barack Obama la propuso para el cargo se ha reunido con 89 de los cien senadores, cuenta con el número de votos suficiente como para obtener con holgura el visto bueno del Senado, un requisito imprescindible para entrar en el exclusivo club de nueve personas que integran la Corte más alta del país.

Pero en sus primeros tiempos esta posibilidad hubiera parecido un sueño inalcanzable, y el camino no ha sido en absoluto sencillo.

Incluso después de que Obama anunciara su nombramiento en una ceremonia en la Casa Blanca el pasado 26 de mayo, Sotomayor ha tenido que defenderse de las críticas, pues representantes republicanos la acusaban de racista.

La causa fue un discurso hace varios años en California en el que afirmó que una mujer latina "sabia" tendría más elementos de juicio a la hora de emitir un dictamen que un hombre blanco que no hubiera contado con esas experiencias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles