Weekly News

Demuestra crisis la fragilidad de la industria mexicana

20 de julio de 2009.

Año tras año, la actividad económica nacional y el empleo mantienen una trayectoria inercial, sujeta a los vaivenes del exterior. El brazo de la industria del país que está estrechamente vinculado al sector externo, y en particular al ciclo económico e industrial estadounidense, es arrastrado por la recesión global, tanto por la menor demanda del exterior, como por la pérdida de participación en el mercado de EU. En tanto, la industria orientada al mercado interno, que abraza a un amplio segmento de empresas tradicionales generadoras de empleos y destinadas a satisfacer demandas básicas, está debilitada por carecer de apoyos, estímulos y fuentes de financiamiento.

En el conjunto, se ve mayor dependencia del exterior y una débil articulación entre gobierno, empresas y universidades, actores relevantes en el movimiento de la maquinaria industrial y económica del país. "El gran desafío para el país es robustecer los encadenamientos productivos, fortalecer la industria destinada al mercado interno, y que la orientada al mercado externo tenga mayor diversificación", indicó José Luis de la Cruz Gallegos, investigador del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Para el académico, "la actual coyuntura mundial obliga a reponer el tiempo perdido, y reclama acciones ambiciosas".

La industria nacional demanda muchos insumos importados, pues cerca de 75% de lo que se compra al exterior son bienes intermedios enfocados a la producción de bienes finales; "esto limita la formación de grandes cadenas productivas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles