Weekly News

La opinión de:
Edna Lorena Fuerte
* JUSTICIA POR PROPIA MANO

20 de julio de 2009.

Desde el Contrato Social de Rousseau sabemos que aun en las civilizaciones más antiguas, la aplicación de la justicia por propia mano es una de las premisas que más se alejan de la sana construcción de la sociedad, camina hacia el desorden, la impunidad, el odio y la violencia. El que el Estado tenga el monopolio del uso de la fuerza se fundamenta, precisamente, en la construcción del orden social. Todos los que vivimos en sociedad delegamos al Estado nuestra fuerza personal para que él decida hacer justicia con ello. Parece que ahora nos estamos olvidando de lo fundamental, puntualicemos:

Las tragedias de terrible violencia que vivimos en nuestro estado, reclaman justicia, no venganza; la protección de los ciudadanos no es responsabilidad de ellos y sus familias, sino de las fuerzas de seguridad pública que para ello existen. Proveer de armas al poblado de Galeana, como medida contra la inseguridad es, textualmente, un arma de doble filo: el gobierno no se hace responsable de lo que pase, y a la sociedad se le cierran los caminos y se le conduce a la misma violencia de la que quiere huir.

§ La muerte de Benjamín Le Barón es una terrible muestra del estado de indefensión en el que vivimos, y él mismo luchó por restablecer el orden, confió en la justicia, denunció, cooperó, y al final del día, murió en la más terrible de las injusticias. Ahora, su comunidad, su familia, sus vecinos, no tendrán más opciones de las que tuvo él mismo, no se les da más garantía que la de sus propias manos. El comandante de la zona les ha “recomendado” que se inscriban en grupos de caza para que puedan tener armas de alto calibre, ¿es eso lo que somos?, un país de falsos cazadores peleando por su vida. Esto es de los peores retrocesos de la historia.

§ Si cada quién se protege a sí mismo, cómo justifica el Estado su existencia, para qué pagar un sistema electoral tan caro, para qué sustentar tantas fuerzas del orden que sólo sirven para decirnos que no pueden hacer nada, quiénes son los responsables de nuestras Garantías si nos vulneran delincuentes y policías de la misma manera. Para qué tenemos al Ejército en las calles si no nos garantizan ninguna seguridad y ahora, además, ni siquiera se hacen responsables de ello.

Hace muchos años que dejamos de vivir en la barbarie de la ley del más fuerte, hace mucho que nuestra sociedad trabajó por un Estado legal y legítimo que la cobijara, hace miles de años que la violencia va contra todo sentido de humanidad, y hoy, en Chihuahua, parece que están dispuestos a echar por tierra todos esos años y volver al cruento principio en el que no hay más ley que la del que suelta la primera bala.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios. Gracias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles