Weekly News

PGJDF presenta a presunta asesina de luchadores

21 de julio de 2009.

Estela González, alias La Tía, confiesa que permaneció de 15 a 20 minutos en la habitación 52 del Hotel Moderno, sin embargo, rechaza que haya aplicado gotas oftálmicas en las bebidas de Parkita y Espectrito II

Detenida cuando acudió a su casa por ropa, en la colonia San Felipe de Jesús, Estela González Calva, alias La Tía, de 65 años de edad, reconoce que estuvo con los luchadores La Parkita y El Espectrito II y que ingresó al Hotel Moderno.

Además, que permaneció de 15 a 20 minutos en la habitación 52, sin embargo, no ha confesado que haya aplicado gotas oftálmicas en las bebidas de sus víctimas.

De acuerdo con el Fiscal de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Joel Estrada Díaz, la detenida será trasladada al penal de Santa Martha a, donde será consignada por homicidio calificado.

La aprehensión se logró mediante un análisis y cruce de llamadas del teléfono, que presuntamente robo a uno de los luchadores.

Al ser capturada, Estela manifestó que en compañía de su amiga La Gorda, quien se encuentra prófuga, acudió a la Plaza Garibaldi, donde convivieron con los hermanos Alberto y Alejandro Pérez Jiménez.

Según las autoridades de la PGJDF, la presunta responsable de la muerte de los luchadores afirmó que convivieron con ellos en la Plaza aproximadamente una hora y media, para después dirigirse al Hotel Moderno, donde permanecieron entre 15 y 20 minutos y luego retirarse, "al no llegar a un acuerdo con los gladiadores".

Según el fiscal, la mujer aceptó haber comprado una gotas oftálmicas para su uso personal, pero niega que las haya utilizado para adormecer a los luchadores con la intención de robarles sus pertenencias.

El funcionario explicó que los gladiadores murieron por un paro cardiorrespiratorio, a consecuencia de la sustancia conocida como ciclopentolato, contenida en las gotas para los ojos, combinada con el alcohol de las bebidas.

La detenida relató que alrededor de las 05:30 horas, los llevaron al hotel Moderno en la calle Incas número 9, en la colonia Centro.

De las actuaciones y del video se desprende que una de las mujeres regresó a la recepción, donde recibió una cerveza.

Posteriormente, se observa cuando las dos probables responsables del doble homicidio salen de la habitación, se acerca a la recepcionista, a quien le dijeron: "Ya nos Vamos. Los caballeros se quedan a descansar".

La PGJDF señaló que a las 13:00 horas, el camarero tocó a la habitación 52 para informar a los ocupantes que se había terminado el tiempo del alquiler y, al no encontrar respuesta, utilizó la llave de repuesto y se encontró a los hombres sin vida.

Estela cuenta con antecedentes penales, toda vez que en 2003 fue detenida por robo al dedicarse al sexoservicio.

Las autoridades continúan con las investigaciones para dar con el paradero de la otra sexoservidora y determinar la responsabilidad de Claudia Rosas Toledo y María Luisa Aparicio Ortega, encargadas del hotel, quienes fueron arraigadas junto con el botellero Francisco Vázquez Martínez, quien les vendió las bebidas alcohólicas en la Plaza Garibaldi.

ELUNIVERSAL.COM.MX



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles