Weekly News

Fracasa pago por celular

29 de julio de 2009.

MÉXICO, DF.- En diciembre de 2005, el Fondo de Infraestructura para Medios de Pagos (Fimpe) y la Asociación de Bancos de México (ABM) anunciaron un programa que buscaría revolucionar la tecnología en el país: el pago con celular.

Entonces, el arranque del llamado "Nipper" se programó para el segundo semestre de 2006 y las expectativas eran altas. Había 60 millones de celulares y 40 millones de cuentas bancarias.

Sin embargo, a cuatro años hay sólo 7 mil 500 personas registradas en este sistema y su uso está limitado a la compra de tiempo aire.

Los pronósticos iniciales eran de entre 100 y 200 mil usuarios para una primera fase. Incluso, se proyectaron entre 4 y 5 millones de operaciones. Pero las estimaciones fallaron.

Roberto Isaac Rodríguez, director del Fimpe, comentó en entrevista que los clientes que se registraron en el esquema de "Nipper" reportaron cerca de 25 mil transacciones.

Adelantó que se planea un relanzamiento del pago con celular para septiembre próximo; éste sería el tercero de 2005 a la fecha.

Analistas reconocieron que un factor que detuvo el avance del programa fue la negativa de Telcel de sumarse a este esquema; ello desincentivó a algunas entidades y comercios.

Telcel tiene 76% del mercado de telefonía celular y uno de sus argumentos para no entrar al programa es que la plataforma que se seleccionó nunca ha operado en el país.

La experiencia de pago con celular se registra en naciones como: Japón, Corea y España.

Hay otros esquemas de pagos remotos en Colombia, Brasil y países asiáticos.

LOS BANCOS, LISTOS

Luis Peña, director general de HSBC, consideró que el esquema de pago con celular en México es aún incipiente y que su consolidación llevará más tiempo. Este programa, dijo, está en una fase muy inicial que camina a paso lento.

Luis Niño de Rivera, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), recalcó que los participantes de este sistema están en la fase final de los acuerdos.

"Los bancos, empresas de telefonía y las autoridades queremos que funcione el pago con celular", agregó el también vicepresidente de Banco Azteca, quien comentó que se requiere hacer ajustes tecnológicos y de regulación.

EL PROCESO

Bajo este mecanismo se busca que los teléfonos funcionen como terminales punto de venta. El servicio no implica costos adicionales para el usuario, salvo la tarifa que cobre el banco por el manejo de cuenta.

La única condición es abrir una cuenta bancaria de nómina, débito, ahorro o crédito; darse de alta con el intermediario para obtener un número confidencial y pagar en el comercio afiliado.

Sólo el titular del plástico podrá activar el registro en su banco.



Las instituciones que participan en el esquema de pago móvil son BBVA Bancomer, Mifel, HSBC, Banregio, Banamex, Santander, Banco del Bajío, Azteca, Scotiabank, Ixe, Bansí e Inbursa, mientras que entre los operadores de telefonía celular están Iusacell y Movistar.

Roberto Isaac dijo que las plataformas tecnológicas están listas desde hace varios meses.

Por su parte, Rodrigo Serna, vicepresidente para el área de Telecom Latinoamérica de Gemalto, comentó que Nipper "se adelantó a su época".

Antes, refirió, se debían de consolidar pasos previos como la banca móvil.

Para el directivo, el mecanismo de pago con celular sí va a suceder en el corto plazo, pero encontrará su "boom" en dos o tres años más, una vez que avance su uso.

Por ahora está acotado en la mayoría de los casos a la compra de tiempo aire para realizar llamadas a través de los propios móviles.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles