Weekly News

Niega IMSS que asesinato de 'El Choco' haya sido por su labor periodística

31 de julio de 2009.

(Centro de Pastoral Obrera de la Diócesis de Ciudad Juárez).-El Instituto Mexicano del Seguro Social no reconoce el homicidio del periodista Armando Rodríguez, asesinado por su ejercicio periodístico el 13 de noviembre de 2008 en Ciudad Juárez, Chihuahua, como muerte por riesgo de trabajo. El departamento jurídico de la delegación estatal del IMSS en Chihuahua negó que su muerte estuviera relacionada con su ejercicio periodístico, a pesar de que el propio médico perito del instituto reconociera el asesinato del periodista como riesgo de trabajo.

Blanca Alicia Martínez de la Rocha, viuda de Armando Rodríguez, inició el trámite para obtener su pensión de viudez y orfandad de sus tres hijos el 5 de enero de 2009 ante la Clínica 48 del IMSS en Ciudad Juárez, pero el trámite sigue sin resolverse.

Martínez de la Rocha cumplió con los trámites que el IMSS le solicitó. Entregó al Departamento de Salud en el Trabajo el formato ST7 que previamente había llenado El Diario, periódico donde laboraba su esposo, para que se reconociera la muerte por riesgo de trabajo.

Se integró el expediente que fue entregado al Departamento de Seguridad en el Trabajo ubicado en el Hospital General de zona Número 6 (HGZ 6), departamento responsable de investigar en la empresa datos relativos al trabajador.

Martínez de la Rocha acudió personalmente a la Clínica 48 para recoger el expediente y entregarlo en el Departamento de Seguridad en el Trabajo.

Después de eso, debían llamarle para notificarle el paso a seguir; nunca lo hicieron.

Semanas después, el médico de Salud en el Trabajo decidió llenar el formato de dictamen y reconoció en el documento la muerte de Armando Rodríguez como riesgo de trabajo, y no en trayecto, pues su criterio y valoración se basó en que el periodista, por su profesión, estaba “comisionado” y por lo tanto “disponible sin horario fijo de trabajo así como el riesgo a que estuvo expuesto con previas amenazas de muerte por sus notas.”

Sin embargo, Martínez de la Rocha tuvo a la vista un oficio que el doctor Melchor Palomares Cera, coordinador delegacional de Salud en el Trabajo envió dirigido al doctor Leonardo Alfaro Chaparro, director del HGZ 6 de Ciudad. Juárez, con atención al doctor José Luis Tirado Medina, coordinador clínico zonal de Salud en el Trabajo en Ciudad Juárez, en el que se especifica que “no procede calificar como riesgo de trabajo las lesiones sufridas por el trabajador, por lo que solicito a usted recalifique como NO PROFESIONAL y se cancele IPP.”

Finalmente, el día 26 de junio de 2009 comunicaron a Martínez de la Rocha que debía entregar el primer dictamen ya que el departamento jurídico determinó que la muerte del periodista Armando Rodríguez debió ser calificada como accidente en trayecto.

Al negarse a entregar el primer dictamen al IMSS, el médico perito calificador citó a la viuda de Armando Rodríguez y en una copia de la primera resolución, borró con corrector de tinta el palomeo a accidente de trabajo y tachó la casilla de accidente en trayecto entregándole una copia y señalando que en unas semanas llegaría el oficio de resolución para que procediera a tramitar la pensión por viudez, insistiéndole en que ya no había nada que hacer, que lo aceptara.

Unos días después recibió la llamada del vocero de la delegación estatal de Chihuahua, para insistirle “a nombre del delegado estatal”, en las explicaciones sobre la recalificación como riesgo de trabajo “en trayecto”, diciéndole que la ley del IMSS no distingue entre el trabajo de un reportero, y el de un empleado de maquiladora o un mesero.

Originario de Ciudad Camargo, Chihuahua, Armando Rodríguez conocido como “El Choco” nació el 18 de junio de 1968. Segundo de cinco hermanos, hizo sus estudios básicos en esa ciudad y emigró a Ciudad Juárez para entrar a la universidad con la idea de ser locutor de radio.

En 1993 ingresó a laborar en el Diario de Juárez (Publicaciones Paso del Norte) que luego cambio su nombre por El Diario, donde cubrió por más de 11 años la nota policíaca.

En enero de 2008 se agudizaron las amenazas de muerte que había empezado a recibir años atrás. La mañana del 13 de noviembre de 2008 fue asesinado afuera de su domicilio en Ciudad Juárez, cuando se disponía a llevar a una de sus dos hijas a la escuela para luego dirigirse a trabajar.

Denuncia y petición

En memoria de Armando Rodríguez. Su familia no aceptamos que la muerte previsible de mi esposo, fue un “accidente en trayecto”, pues el ejercicio responsable de su profesión a él le costó la vida; a mi, la dolorosa ausencia del compañero de vida, a mis hijos el padre que tanto amaron y necesitarán siempre y a su familia la pérdida inconsolable de su amado hijo y hermano.

Al Instituto Mexicano de Seguro Social. Exigimos por justicia y verdad respetar el dictamen elaborado por su propio perito y confirmado por el departamento de Medicina en el Trabajo, enfatizando que ni los familiares del trabajador ni la empresa han interpuesto recurso de impugnación por el dictamen emitido.

Al contrario, la empresa Publicaciones Paso del Norte en numerosas publicaciones ha sostenido el criterio del perito del IMSS, en el sentido de que la muerte de Armando Rodríguez fue en ejercicio de su profesión, en especial en una carta abierta firmada por el dueño del periódico, Osvaldo Rodríguez Borunda, dirigida al Comandante de la 5ª. Zona Militar y Comandante en Jefe del Operativo Conjunto Chihuahua, General Felipe de Jesús Espitia, con copia al Presidente Felipe Calderón, al Gobernador del Estado de Chihuahua José Reyes Baeza, al Secretario de Seguridad Víctor Valencia de los Santos y al Presidente Municipal de Juárez, José Reyes Ferriz, en la cual señala y sostiene: “….le recuerdo que el 13 de noviembre pasado fue asesinado nuestro reportero Armando Rodríguez por causa de su labor informativa –por lo que haberme dejado sin protección afecta mi libertad de expresión y hasta mi capacidad de decisión.”

A la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chihuahua y a la Procuraduría General de la República. El esclarecimiento del asesinato del periodista. Armando Rodríguez en cumplimiento de su responsabilidad y en respuesta a toda la ciudadanía a la que se deben y que espera de ustedes una justicia pronta y expedita de los más de 2600 asesinatos dolosos ocurridos tan sólo de enero de 2008 a la fecha en Ciudad Juárez.

A las y los diputados electos para la LXI Legislatura que tomará posesión este primero de septiembre: que revisen y si es preciso modifiquen la ley del IMSS y sus reglamentos para este tipo de casos, con el fin de que esta salvaguarde los derechos laborales en el ejercicio de la profesión periodística, que ciertamente es distinta a la de un empleado de maquiladora o un mesero, sin menospreciar el valor que tiene cada uno de los oficios o profesiones que se ejercen en nuestro país.

A las y los periodistas. Su solidaridad a nuestra causa, que es la causa de ustedes, no permitir el estado de indefensión en que puede quedar la pérdida de la vida y en el que actualmente ejercen su profesión. Elevar su voz por el abandono y desamparo en el que las familias de los y las periodistas quedan en un hecho como el mío. Defender con firmeza la ética, el valor y la integridad de quienes se ganan la vida informando a la sociedad.

A las organizaciones de la sociedad civil y sociedad en general. Defender el estado de derecho, el derecho a la libertad de expresión, la justicia y la verdad en el irrenunciable derecho y anhelo de un mundo mejor.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles