Weekly News

Mata pistolero a 2 en un club gay en Tel Aviv

3 de agosto de 2009.

JERUSALÉN.- Un hombre con un fusil automático vestido de negro (como los judíos ultra-ortodoxos) irrumpió el sábado por la noche en un club para adolescentes homosexuales en Tel Aviv y ametralló el interior, matando a 2 personas e hiriendo a 15.

El portavoz policial Micky Rosenfeld dijo que se trataba "más probablemente de un ataque criminal, no de un ataque terrorista". Tel Aviv ha sido blanco de extremistas palestinos en el pasado.

Rosenfeld dijo que el pistolero irrumpió en el sótano de la Asociación de Gays y Lesbianas de Tel Aviv y abrió fuego a un grupo de apoyo para adolescentes gay.

La Policía registró el área en busca del pistolero que escapó.

"Este fue un crimen de intolerancia, un ataque premeditado", dijo el testigo Yaniv Weisman. Weisman dijo que el Cafe Noir, el club en el sótano, era popular entre los jóvenes gay. "Los heridos eran muy jóvenes", dijo.

El legislador Nitzan Horowitz, que es abiertamente gay, dijo que se trataba "sin dudas del mayor ataque a la comunidad gay israelí. Estamos anonadados".

"Ya podemos decir que es uno de los peores crímenes movidos por el odio. Hay jóvenes en los hospitales cuyos padres, en algunos casos, no sabían que sus hijos estaban en el centro gay", dijo al final del acto Nitzan Horowitz, del partido de izquierdas Meretz.

MARCHAN TRAS ATAQUE

Luego del ataque, cientos de israelíes marcharon en madrugada por el centro de Tel Aviv en un acto espontáneo de repulsa al ataque lanzado horas antes en un centro gay, en el que dos personas murieron y otras quince resultaron heridas.

"Al principio creí que era una broma, pero el hombre inmediatamente abrió fuego. La gente se escondió bajo camas y mesas. Nadie gritaba (...) Es un sitio pequeño. Una vez dentro, no hay hacia donde correr", explicó a la prensa local uno de los heridos, Or Gil.

La Policía prácticamente ha descartado ya que se trate de un ataque terrorista palestino o un ajuste de cuentas y da por sentado que el móvil de la acción fue el odio a homosexuales y lesbianas.

Según los servicios de emergencia, la mayor parte de heridos son menores y las dos víctimas mortales son un varón de 26 años y una chica de 16.

Cientos de personas portaron banderas arcoiris y cárteles con lemas como "Ama, no mates" o "Todos juntos, sin odio ni miedo".

Aunque ha condenado el crimen, el partido ultra-ortodoxo sefardí Shas fue el blanco de críticas en la marcha por los comentarios homófobos de sus líderes.

"Es una sensación horrible. Vivimos en una burbuja, creyendo que todo está bien. Fue un acto de puro odio infundado", dijo Revital, una de las participantes.

Kfir Lavi, coordinador de una línea de teléfono de apoyo a los homosexuales, no dudó en tildar lo sucedido de ataque terrorista.

"Lo que hemos visto es una persecución. Este ataque iba a las actividades de jóvenes que están en el armario, contra amigos y aquellos que tienen dudas", agregó.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles