Weekly News

Se pierden trece años de vida por obesidad y tabaquismo

3 de agosto de 2009.

El Instituto Mexicano del Seguro Social exhortó a la población a combatir el tabaquismo, como una medida para mantener un peso saludable, ya que comparado con las personas que no fuman, los adultos obesos y fumadores pueden perder hasta trece años de vida.

De acuerdo con la Coordinación de Salud Pública del IMSS, el tabaquismo y la obesidad favorecen la presencia de arteriosclerosis (depósito de lípidos y formación de placa en las arterias que llevan a su endurecimiento) y con ello hipertensión arterial, infartos cardiacos y eventos vasculares cerebrales, diabetes mellitus y diversos tipos de cáncer como el pulmonar, estómago y próstata.

Puntualizó que el tabaquismo es la principal causa de muerte prevenible en México, padecimiento con impacto negativo en la salud de las personas en todas las etapas de la vida, ya que incluso si una mujer embarazada fuma puede causar daños a su bebe.

Entre los nueve factores de riesgo que favorecen la aparición de un infarto al miocardio el tabaquismo ocupa el segundo lugar, solo superado por la acumulación de grasas en la sangre, lo cual en buena medida es condicionado por la obesidad.

Ante esto, la única opción para reducir el riesgo, es dejar el hábito de fumar y cambiar a un estilo de vida saludable que incluya una alimentación balanceada y la práctica de ejercicio diariamente, por lo menos durante 30 minutos.

Cabe mencionar que en los primeros meses de no fumar mejora la capacidad pulmonar, después de diez años el riesgo de cáncer se reduce hasta un 50 por ciento, y después de quince años el peligro de sufrir hipertensión o un infarto es igual al de cualquier persona que no haya sido adicto.

Según las estadísticas, actualmente el 17% de los fumadores consume su primer cigarrillo entre los 11 y 14 años de edad, y casi el 11% de los adultos jóvenes, entre los 20 y 29 años edad son fumadores habituales.

Los porcentajes en relación a muerte por obesidad y tabaquismo son dramáticos, ya que son fumadores el 48 por ciento de los pacientes que llegan por infarto, aparte de perder 13 años de su vida.

Finalmente si sobreviven a un infarto tendrán secuelas como insuficiencia cardiaca o renal, posibilidad de derrame cerebral, esto modifica dramáticamente su calidad de vida y productividad, lo que además de mermar su economía familiar afectará su salud, por lo que es mejor prevenir a tiempo.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles