Weekly News

'A México no le convienen crisis en países vecinos'

5 de agosto de 2009.

MÉXICO, DF.- El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, reconoció el apoyo del Gobierno mexicano, pues aseguró que a México no le conviene que existan crisis o golpes de Estado en sus vecinos países.

No le conviene que haya movimientos subversivos que pudieran estar financiados por los militares o que podrían serlo incluso por narcotraficantes, con lo que resaltó el apoyo del Gobierno de Felipe Calderón a su régimen y agradeció la bienvenida del país al que llamó "el hermano mayor y líder de Mesoamérica".

En su visita de Estado a México sostuvo que confía plenamente en que "en un par de semanas" será restituido como mandatario constitucional de su país, ante el apoyo internacional y la resistencia que enfrenta el actual Gobierno de facto en su país.

En conferencia de prensa en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) rechazó que pretende regresar a Honduras con cualquier intención de reelección como aseguran sus detractores; dijo que su retorno es sólo un "símbolo" de la restitución de la democracia y de que se respeta la voluntad del pueblo emitida en las urnas.

En repetidas ocasiones se le preguntó sobre el financiamiento o el posible apoyo que estaría recibiendo por parte de la comunidad internacional, o si vivir en el destierro implica el vivir de sus ahorros. Sin embargo, Zelaya evadió esta respuesta y dijo que "el financiamiento es secundario, se proveen recursos y apoyos de diferentes maneras".

Incluso bromeó y quitándose el sombrero, que le regaló por la mañana el presidente Felipe Calderón, comentó, "pongo el sombrero para quien quiera ayudarme, para unos cuantos pesos mexicanos".

Ante la posibilidad de que se agote su tiempo para regresar a tomar su cargo como presidente dijo que "ya tengo todo el tiempo del mundo, mi regreso es a cumplir con la voluntad soberana de los ciudadanos".

Durante su conferencia señaló una y otra vez que el Golpe de Estado militar del 28 de junio pasado ha sido el primero en la historia que fue condenado por la comunidad internacional, lo que pone en evidencia la inconstitucionalidad del Gobierno de Roberto Micheletti.

Zelaya aseguró que la insurrección a la que ha convocado y encabeza no implica el uso de las armas y aseveró que está dispuesto a avalar el plan negociador presentado por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, siempre y cuando incluya su restablecimiento en el cargo, sin embargo sobre lo que podría pasar de no concretarse el acuerdo dijo que sería especular "entrar al terreno de Walter Mercado".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles