Weekly News

Consumo del alcohol en exceso enferma el corazón: IMSS

11 de agosto de 2009.

El abuso permanente de bebidas alcohólicas puede intoxicar al corazón y provocar alteraciones como desmayos, falta de aire, fatiga y palpitaciones al caminar o subir escaleras, o complicaciones graves, como arritmias, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca y crecimiento del corazón.

Por tal motivo, la Delegación Chihuahua del Instituto Mexicano del Seguro Social, a través de la Coordinación de Salud Pública, advierte a la población a sobre los riesgos que el abuso de alcohol ocasiona en los consumidores.

De acuerdo a las estadísticas, en el año 2008 fallecieron 138 personas por enfermedades alcohólicas, en el primer semestre del 2009 se registran 49 muertes, siendo el 88 por ciento hombres.

Los efectos del alcohol en el organismo dependen de la susceptibilidad genética de cada persona, y aunque cualquiera esta en riesgo de sufrir daños al corazón por abusar de las bebidas etílicas, son los diabéticos, hipertensos y cardiópatas quienes tienen mayor riesgo de presentar complicaciones, debido a que en ellos es más tóxico.

El consumo de bebidas embriagantes estimula una mayor producción y liberación de adrenalina, lo cual a su vez desorganiza e irrita las células, eleva la presión, afecta los vasos sanguíneos del corazón, así como la frecuencia de sus latidos, y deprime la actividad del sistema nervioso central, favoreciendo la pérdida del control físico y mental.

La falta de aire (disnea), intolerancia al ejercicio físico, cansancio fácil al caminar, palpitaciones fuertes, mareo y desmayo, son los primeros signos de alarma de una intoxicación del corazón por el consumo0 excesivo de bebidas etílicas. De continuar con este estado se incrementa el trabajo cardiaco, lo que puede provocar arritmia.

El efecto es inmediato, aunque las complicaciones se presentan de acuerdo a la cantidad y el tiempo que se tenga bebiendo: a mayor cantidad, más serán los síntomas. Agregó que la disminución de sensibilidad que producen (se deja de sentir y percibir lo que sucede en el organismo) la persona no le da importancia a las alteraciones cardiacas).

Finalmente, a la consulta del cardiólogo acuden personas después de 24 a 48 horas de una “borrachera”, con molestias tan severas que incluso se les dificulta caminar por las palpitaciones cardiacas tan fuertes así como por la fatiga y la falta de aire que les origina el mínimo esfuerzo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles