Weekly News

Condenan a cadena perpetua a hombre de 90 años

11 de agosto de 2009.

Un ex oficial alemán ha sido condenado por crímenes de guerra contra once personas durante la II Guerra Mundial; familiares de los afectados consideraron el juicio com un gesto de reconciliación

Un ex oficial del ejército alemán de 90 años fue condenado el martes por ordenar la muerte de 10 civiles italianos que fueron encerrados en un establo que posteriormente fue dinamitado.

El tribunal estatal de Munich condenó a Josef Scheungraber por 10 cargos de homicidio y uno de intento de homicidio, y lo sentenció a cadena perpetua. Su abogado prometió apelar el fallo.

Scheungraber tenía 25 años siendo teniente de la Wehrmacht durante la matanza de junio de 1944 en Falzano di Cortona, cerca de la aldea toscana de Arezzo.

El tribunal falló que, tras matar los partisanos (la resistencia italiana) a dos soldados alemanes, Scheungraber ordenó que 11 civiles fueran encerrados en el establo que fue luego dinamitado. Un adolescente sobrevivió a la explosión.

'Fue un acto de venganza', dijo el juez Manfred Goetzl.

Scheungraber 'fue el único oficial presente', agregó Goetzl. 'No solía permitir que los asuntos importantes escaparan de sus manos'.

Scheungraber suspiró profundamente al escuchar la condena y siguió las explicaciones del juez con los ojos cerrados.

Empero, Scheungraber fue absuelto de haber ordenado a los soldados fusilar a cuatro personas -tres hombres y una mujer. Goetzl sostuvo que no pudo ser demostrado que Scheungraber dio la orden.

El abogado de Scheungraber, Klaus Goebel, dijo que apelará el 'veredicto escandaloso'. Scheungraber no quiso formular declaraciones.

La vocera del tribunal, Margarete Noetzel, indicó que Scheungraber no será encarcelado hasta que finalice el proceso de apelaciones, que podría demorar meses.

Unos pocos familiares de las víctimas de Scheungraber asistieron al juicio y mostraron su satisfacción con el veredicto.

'Para nuestra familia es un veredicto muy importante', dijo Angiola Lescai, de 60 años, cuyo abuelo figuró entre los que perecieron en el establo. 'Consideramos esto un bello gesto de reconciliación'.

El alcalde de Cortona, Andrea Vignini, que también asistió, dijo que los vecinos de la zona han esperado 65 años para escuchar este veredicto. Creo que el fallo trae finalmente paz a los muertos y a los vivos'.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles