Weekly News

Enfurece Hillary por preguntas sobre su esposo

12 de agosto de 2009.

WASHINGTON, EU.- La secretaria de Estado Hillary Clinton es una mujer de temple, pero demostró que puede perder los nervios cuando alguien, en lugar de "su opinión" le pregunta por la de su esposo, el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton.

A pesar de su fuerte carácter, Hillary mide siempre sus formas y sus palabras. Pero la pregunta de un estudiante congolés, refiriéndose a "qué piensa el Señor Clinton" provocó una respuesta poco diplomática que, grabada en video, hoy da la vuelta al mundo.

La secretaria de Estado, de gira en África, visitó la República Democrática de Congo (RDC) y en un encuentro con ciudadanos congoleses, un estudiante la preguntó, mediante una intérprete, por la opinión del "señor Clinton" sobre un contrato comercial de China con ese país africano.

La jefa de la diplomacia estadounidense, que había escuchado al estudiante asintiendo con la cabeza -un gesto muy suyo- demostró que no daba crédito a lo que oía cuando la traductora le dijo en inglés lo que, supuestamente, había preguntado el congolés.

Hillary se quitó los auriculares y con cara estupefacta, miró durante unos minutos incrédula a la moderadora. Reaccionó como nadie esperaba.

Claramente irritada por haber sido confundida con la "portavoz" de su esposo, la secretaria de Estado, con gestos y una postura corporal que no se ajustan precisamente al comportamiento al uso entre la élite del poder en Washington, espetó al estudiante: "¿Quieres que te cuente lo que piensa mi esposo?".

"¡Mi marido no es el secretario de Estado, yo soy la secretaria de Estado!", dijo.

"Si quieres mi opinión te la daré. (Pero) no voy a hablar por mi esposo", manifestó Hillary Clinton



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles