Weekly News

Llega Zelaya a Chile y Bachelet reitera apoyo

14 de agosto de 2009.

SANTIAGO DE CHILE.- El depuesto mandatario hondureño Manuel Zelaya agradeció ayer en Santiago el respaldo que le ha brindado el Gobierno de Chile y su compromiso con la búsqueda de una solución a la crisis institucional en el país centroamericano.

Al reunirse con la presidenta chilena Michelle Bachelet en el palacio de Gobierno, Zelaya dijo en breves declaraciones a periodistas que "estoy aquí muy agradecido por el respaldo chileno, ustedes han conocido las dictaduras y sé que las condenan".

El derrocado mandatario, que llegó al presidencial Palacio de La Moneda con su característico sombrero de ala ancha, recordó que el Gobierno chileno fue uno de los primeros en condenar el Golpe de Estado del 28 de junio pasado en Honduras.

Antes de ingresar a la sede del Ejecutivo chileno, Zelaya también rindió homenaje al extinto mandatario socialista Salvador Allende (1970-1973) ante su monumento en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio de La Moneda.

"Hoy quisiera expresar aquí, frente a la figura de Salvador Allende, mi admiración y mis respetos", dijo el gobernante hondureño, con un megáfono en la mano.

Frente a la estatua, Zelaya agradeció a la sociedad chilena por el apoyo que le ha brindado desde su derrocamiento y parafraseando al extinto mandatario socialista, dijo que "algún día las grandes Alamedas se abrirán para que recorra el hombre libre".

La presidenta Bachelet, por su parte, recibió con honores de jefe de Estado a Zelaya y explicó de manera previa al encuentro que su visita "va en línea con el rechazo de Chile a los golpistas hondureños y su Gobierno de facto".

Aseguró además que su Gobierno "seguirá respaldando todas las acciones" que desarrollan el presidente de Costa Rica, Óscar Arias y la Organización de Estados Americanos (OEA) "para que a la brevedad tengamos restituido en su cargo" a Zelaya.

"Hemos querido que él venga para reiterarle el reconocimiento de Chile como el presidente democráticamente electo por los hondureños", afirmó Bachelet.

Tras la reunión bilateral, la presidenta Bachelet ofreció en el Palacio de Gobierno un almuerzo en honor a Zelaya, al que fueron invitados los líderes de los partidos políticos, así como representantes del Senado y la Cámara de Diputados.



Al retirarse del Palacio de La Moneda, Zelaya volvió a agradecer la posición de Chile frente al Golpe de Estado en Honduras y demandó una actitud "más fuerte" respecto del Gobierno de facto que encabeza Roberto Micheletti en el país centroamericano.

Indicó además que la presidenta Bachelet y los partidos políticos chilenos presentes en el almuerzo de ayer "han sido totalmente claros: no se va a reconocer un régimen ilegítimo que surja de un proceso viciado de elecciones en un régimen de facto".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles