Weekly News

Recesión económica humaniza a Dubai

17 de agosto de 2009.

DUBAI, EMIRATOS ÁRABES.- Para alguien que no haya estado habituado a la grandiosidad de Dubai, el actual descenso económico es probable que no le parezca nada mal. Las grúas de construcción siguen viéndose sobre la ciudad, aunque ahora sean menos. Las camionetas Hummer siguen surcando las autopistas, aunque algunas lleven carteles que dicen "En venta" sobre las lunas pavonadas.

Pero una breve frase demuestra el contundente revés que ha sufrido Dubai a causa de la grave crisis económica mundial. Los avisos se ven por doquier: "Se vende, por viaje". Se multiplican las partidas de trabajadores extranjeros que tratan de deshacerse de sus muebles, automóviles y electrodomésticos. Aún más, los tan cotizados alquileres de departamentos para oficinas y para vivienda ahora están vacíos.

La imagen de gran dinamismo que Dubai se creó -de pingües ganancias y grandes sueños- ha sufrido un tremendo golpe.

Primero, el colapso económico silenció el crecimiento frenético de Dubai. A continuación se dejó sentir en la expansión de la ciudad, provocando un éxodo de trabajadores que podría reducir la población en un 5%.

Los extranjeros, que superaban a los naturales de los Emiratos Arabes en una proporción de 8 a 1, son testigos de un descenso en el alto costo de vida en Dubai.

En una señal de la evolución de sus prioridades, Dubai ha dictado un nuevo decreto de decencia pública que establece normas de conducta, en particular propugnando la modestia en el vestir.

Mustafa Alani, del Centro de Investigación del Golfo, describe la súbita humildad de Dubai como "una adaptación en la actitud que abarca desde los planes para los grandes proyectos hasta la mínima interacción de la vida diaria".

"Durante los años de expansión, el estilo de Dubai era: lo tomas o lo dejas. Siempre habrá alguien que pague el precio", destacó Michal Mroz, un agente de bienes raíces, desde cuya oficina se divisa las torres de nuevos departamentos donde abundan los avisos de "Se alquila".

Los residentes notan que los excesos que otrora caracterizaban la vida en Dubai ahora han cambiado. Hace un año, los dueños de propiedades exigían un año de pago de alquiler adelantado, y a menudo lo obtenían. Actualmente, los inquilinos tienen ventajas y es posible imponer los pagos mensuales.

Los precios de los bienes raíces podrían caer en hasta un 60% a fines de año con respecto al máximo nivel logrado a mediados de 2008, señaló un informe del grupo de servicios Shuaa Capital, con sede en Dubai. Eso deja a Dubai en la estratosfera de las ciudades más caras -con alquileres de departamentos de dos dormitorios a 5,000 dólares-, pero ya no sujeta al frenesí de la demanda de propiedades.

Proleads, la firma de investigación de mercado, informó en febrero que casi un 53% de los proyectos de construcción en los Emiratos Arabes ha quedado suspendidos por lo que resta del año.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles