Weekly News

Veredicto del caso Cromañón provoca disturbios en Argentina

20 de agosto de 2009.

BUENOS AIRES, ARGENTINA.- El sorpresivo veredicto judicial dictado ayer por el caso del incendio de una discoteca de Buenos Aires en 2004, en el que murieron 193 personas, provocó reacciones encontradas y disturbios entre familiares de las víctimas y la Policía.

El tribunal oral que durante un año siguió el juicio por el incendio de la discoteca República Cromañón condenó por unanimidad a 20 años de prisión al administrador del local, Omar Chabán, por estrago doloso y homicidio simple, pero absolvió a la banda de rock Callejeros, que tocaba la noche del 30 de diciembre de 2004 en la que se desató el siniestro.

La absolución de la banda fue celebrada por los seguidores de Callejeros que aguardaban el veredicto a las puertas del palacio de los Tribunales de Buenos Aires, donde allegados de las víctimas reaccionaron con violencia y se enfrentaron con la Policía, que había montado un fuerte operativo de seguridad.

En el interior del tribunal, familiares de los fallecidos rompieron en gritos y llantos al escuchar la sentencia que absolvió al grupo musical y condenó por los mismos delitos a Chabán y a otros implicados en el caso, que recibieron penas de entre uno y 18 años, mucho menores a las solicitadas por los querellantes.

"No puedo creer que hayan absuelto a Callejeros. Tengo mucha bronca, no puedo hablar", señaló entre sollozos uno de los familiares de las víctimas luego de que el tribunal leyera la sentencia.

El tribunal oral condenó además al representante de Callejeros, Diego Argañaraz, a 18 años de cárcel, al igual que al expolicía federal Carlos Rubén Díaz, responsable de la comisaría de la zona de la discoteca.

Las condenas se harán firmes si son confirmadas por la Cámara de Casación Penal, por lo que aquellos acusados que fueron sentenciados aún no quedarán presos, aunque sí se deberán reportar periódicamente ante la Justicia y no podrán salir del país.

Los jueces también condenaron a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para ejercer cargos públicos a dos ex funcionarias municipales que trabajaban en el área que otorgaba las habilitaciones de las discotecas en el momento de la tragedia.

Raúl Villarreal, mano derecha de Chabán, fue condenado a un año de prisión en suspenso por ser considerado partícipe secundario de cohecho, pero fue absuelto por los delitos de homicidio y estrago doloso.

"Soy consciente de que no todos tuvieron la misma responsabilidad, pero es ridícula la absolución de Callejeros y de Villarreal. No puede ser que ellos no supieran lo que pasaba si Chabán y el representante de la banda fueron condenados", señaló Eugenia, familiar de Victoria Azar, una de las víctimas mortales del incendio.

En contraste con la desazón de los familiares de los fallecidos, simpatizantes de Callejeros que aguardaban la sentencia celebraron la absolución, lo que alimentó la ira de los afectados hasta el punto de que dos de ellos se desmayaron y otros debieron ser retirados de la sala.

La Fiscalía había acusado a los músicos de organizar, junto a Chabán, el recital, en el que, según testigos, se permitió que entraran personas con bengalas, cuya utilización era usual en los conciertos de Callejeros.

Durante el juicio, los testigos dieron por acreditado que en la noche del 30 de diciembre de 2004 ocurrió un incendio porque se arrojó pirotecnia al techo, se cortó la luz y los asistentes al recital no pudieron salir del local porque las salidas de emergencia estaban bloqueadas.

El siniestro, en el que murieron 193 personas y otras mil 432 resultaron heridas, también costó a Aníbal Ibarra el cargo de alcalde de Buenos Aires.

Ibarra fue destituido a finales de 2005 por "mal desempeño de sus funciones" al final de un juicio político al que le sometió el Legislativo de la ciudad.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles