Weekly News

Bombero, una profesión que deja la satisfacción del deber cumplido

21 de agosto de 2009.

A cualquier hora del día o de la noche y cuando suena la alarma algunos y en ocasiones todos los 214 hombres y mujeres que conforman el Departamento de Bomberos de Ciudad Juárez se ponen en acción, prestos siempre para atender todas y cada una de las llamadas de emergencia de los juarenses.

Este sábado 22 de agosto se celebra el Día del Bombero, pero para esos héroes anónimos sigue siendo tan solo un día más de trabajo, un día en el que trabajan las 24 horas de manera ininterrumpida.

Hasta este lunes la ciudad contaba con nueve estaciones de bomberos distribuidas a través de la ciudad, quedando solo ocho después de que este lunes se diera el último pase de lista en la Central de Bomberos que desde 1976 y hasta esta semana funcionó en Gardenias y Mariscal, a un lado del Puente Internacional Paso del Norte en el Centro de Ciudad Juárez, lugar que será demolido para dar paso a nuevos proyectos.

Ahí laboraban 20 administrativos y 25 bomberos operativos, los cuales fueron reasignados a otras estaciones como la que se encuentra entre las calles Sevilla y Sanders, así como la Estación 2, que está en 16 de Septiembre y en el perímetro del Parque Borunda.

En ese lugar se hallaba laborando este jueves Oscar de la Cruz Romero, bombero de 39 años de edad y 8 como bombero, tiempo que comentó ha sido en las nueve, hoy ocho estaciones que ese cuerpo tiene en Juárez.

“Es un trabajo muy bonito, altruista. Es satisfactorio cuando hace alguna buena acción. Ese es nuestro trabajo, pero aparte y en lo personal si me piden un favor lo hago con gusto. No tengo porqué negarlo”.

“No he salvado ninguna vida hasta ahora, pero han sido muchas satisfacciones en cada trabajo que uno realiza, salvar un gato, bajar un enjambre o cortar un árbol, todo eso deja satisfacciones porque la gente queda contenta, nos lo reconoce, y aunque para eso nos pagan, es gratificante”, manifestó.

Explicó que el turno de un bombero es laborar 24 horas ininterrumpidas, y luego un día completo de descanso.

Entre sus labores dijo que está la revisión constante del equipo, arreglar desperfectos, preparar sus alimentos y atender a la ciudadanía en cuanto se les requiera.

En la estación del Parque Borunda dijo que laboran cuatro trabahumos, incluido el teniente a cargo del lugar, pero De la Cruz Romero declaró que ese número aumentaría a nueve con los bomberos que han sido reasignados tras el cierre de la Central en el centro de la ciudad.

Dijo que a sus 39 años ya es abuelo gracias a la única hija que tiene, y que tras los días de mayor actividad aprovecha el tiempo que tiene libre para pasarlo con ellos y con su esposa.

“A los niños les gusta el trabajo de bombero, y si les nace del corazón, pues que le echen muchas ganas, porque este es un trabajo para servir, que es gratificante cuando la gente se lo reconoce”, expresó.

El teniente René Estrada Enríquez es quien está al mando de la Estación 2 en el Parque Borunda, y dijo que algunos de sus elementos estudian actualmente una carrera universitaria y que incluso uno de ellos, un capitán segundo, cuenta ya con licenciatura y da clases en la universidad local.

“Al capitán Gabriel Soto le han preguntado porqué es bombero, y siempre les dice que porque le gusta ayudar”, declaró.

Al fondo y en una de las paredes, junto a figuritas de bomberos y máquinas apagadoras se encuentra la foto de Juan Antonio Muñoz Rosas, bombero que falleció en servicio.

“Llegó a un incendio en la zona centro, se trepó al segundo piso, y en eso el techo se cayó y ya no pudieron sacarlo. Tenía como 22 años de edad y unos 6 de servicio”, contó.

En el segundo piso de la estación se encuentran cocina, un pequeño gimnasio equipado con pesas y el cuarto más grande es la recámara, que ahora tiene nueve camas en vez de las cuatro que tenían.

De cualquier manera, comentaron los bomberos Rubén Carreón de 30 años y Omar Juárez Montelongo de 32 que ahí se quedan 24 horas seguidas, que se llevan bien porque de otra manera la convivencia sería difícil.

El teniente Estrada comentó que de sus 43 años, ha sido bombero 23, durante los cuales contó ha participado en unos 15 rescates, más de los que dijo han tenido cualquiera de sus compañeros.

Recordó como lo más impactante la acción que hizo para rescatar a un hombre de un registro a una profundidad de tres metros y medio.

“Había gas fluorhídrico y no alcanzaba a respirar. Era una de las personas que estaban haciendo un tapón del drenaje y cuando se intoxicó se lo llevó la corriente un metro hacia adentro de la tubería”, relató.

“Bajé, y tuve que meterme por el tubo sin máscara porque no cabía. Alcancé a agarrarlo por el tobillo, lo jalé y aunque estaba inconsciente lo sacamos con vida”, continuó.

“De todos los rescates que he hecho, nunca he sabido si viven o no viven. No se han acercado y nunca me he acercado, y por eso nunca he sabido, pero yo estoy en paz. Cada vez que rescato una persona se me quita el estrés y duermo a gusto, porque es mejor que vivan”, declaró el bombero.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles