Weekly News

Redefine Pemex proyectos estratégicos

24 de agosto de 2009.

MÉXICO, DF.- El Gobierno Federal dio un giro importante en su estrategia de buscar y extraer petróleo y gas de las principales cuencas productoras. Luego de empujar por casi nueve años la explotación del "tesoro" en aguas profundas del Golfo de México, decidió, por el momento, intensificar sus trabajos en tierra y seguir explotando recursos a bajas profundidades que le garanticen el abasto de energéticos al país para los próximos 10 años.

Información de la Dirección Corporativa de Finanzas de Pemex enviada a la Bolsa Mexicana de Valores revela que la paraestatal buscará amarrar compromisos financieros con empresas contratistas y proveedoras por más de un billón 700 mil millones de pesos para proyectos petroleros que se localizan en cuencas productoras conocidas, antes de que concluya la presente Administración.

Para ello, el renovado Consejo de Administración de la petrolera definió una cartera de proyectos "base" de donde espera obtener el petróleo y el gas necesario para cubrir las necesidades del mercado interno.

Para aguas profundas, Pemex invertirá acorde con la disponibilidad financiera y de equipos en el mercado mundial, así como de su capacidad de ejecución, de ahí que el primer campo productor de gas descubierto en 2006 a una profundidad de 988 metros, Lakach, dispondrá de 17 mil millones de pesos entre 2011 y 2025.

En la cartera de proyectos, destaca el hecho de que Pemex se va a la segura y concentrará esfuerzos, recursos económicos, tecnológicos y humanos en Chicontepec, Burgos, Crudo Ligero Marino y Proyecto Estratégico de Gas donde espera gastar un billón 400 mil millones de pesos en los próximos años.

El ambicioso proyecto de salir a buscar y extraer crudo y gas a profundidades mayores a 500 metros en una extensa superficie de 575 mil kilómetros cuadrados en aguas territoriales mexicanas del Golfo de México y que surgió durante el sexenio de Vicente Fox, parece que irá a un ritmo lento.

Los argumentos que motivaron un amplio despliegue publicitario, que inició con un spot cuya autoría negó en principio Pemex; un debate público que duró semanas; así como una reforma petrolera, se centraron en que el petróleo fácil y barato de extraer está en fase de declinación y que aún en el supuesto de que todos los proyectos de Pemex en tierra y aguas someras tengan una ejecución exitosa, "la producción sería insuficiente para mantener los niveles actuales de producción de 3 millones de barriles diarios".

En esa zona, llegó a comentar el presidente Felipe Calderón, "existen los recursos potenciales que permitirían reponer las reservas necesarias para garantizar los beneficios del petróleo a las nuevas generaciones".

El exdirector de Pemex, Luis Ramírez Corzo, consideró en su momento que en aguas profundas "se podrían encontrar numerosos campos y enormes recursos potenciales de hidrocarburos calculados en 29 mil millones de barriles de crudo equivalente", más del doble de las reservas probadas actuales.

Pemex y el Gobierno llegaron a considerar la importancia de acelerar los trabajos a profundidades mayores a 500 metros para explotar esa riqueza y para hacer frente a los yacimientos en declinación.

En los últimos cuatro años Pemex perforó cinco pozos en el Golfo de México con profundidades de entre 500 y mil metros (Chukta-201, Nab-1, Noxal-1, Lakach1, Lalai-1 y Tamil). Ninguno de ellos ha sido desarrollado, por lo que en ninguno hay producción.

Incluso, el proyecto Lakach, uno de los más prometedores, enfrenta problemas derivados de la falta de equipos a nivel mundial.

Funcionarios de Pemex dijeron que no han podido explotar los recursos en aguas profundas como se requiere, pero la empresa trabaja en la formulación de un plan para acelerar la exploración en el Golfo de México con la participación de compañías nacionales e internacionales, mediante contratos bajo un esquema en el que las reservas encontradas pertenecerán a México.

"Estamos conscientes en México de que las aguas profundas son algo que necesitamos atacar rápido y en una forma eficiente", por lo que se planea lanzar las licitaciones públicas este verano y entregar los contratos a finales de 2009 o principios de 2010, según comentaron funcionarios de Pemex.

Por lo pronto, el programa de perforación de pozos exploratorios para este año contempla la terminación de cuatro: Catamat 1, Etbakel 1, Lakcah 2D y Tamha 1. "Para el año 2010, se estará en una etapa de definición".

Vinicio Suro Pérez, subdirector de Planeación y Evaluación de Pemex Exploración y Producción (PEP) informó que la primera producción de crudo que se espera en aguas profundas del Golfo de México para la próxima década será de 20 mil barriles diarios en 2015, y de 249 mil barriles en 2020.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles