Weekly News

Sector servicios, el último en reaccionar

25 de agosto de 2009.

MÉXICO, DF.- El sector de la economía más golpeado por la crisis económica nacional fue el del consumo intermedio y servicios, pues en el primer semestre de este año registró una pérdida de 11.84%, aunque el índice que mide a las empresas de servicios financieros mostró una baja de 13.86%.

La actividad económica mexicana en los primeros seis meses de 2009 reportó una de sus peores caídas de los últimos 15 años, tan sólo para el segundo trimestre de este año el Producto Interno Bruto (PIB) nacional cayó 10.4%, según el dato dado a conocer por Hacienda dentro de su informe de finanzas públicas del primer semestre de 2009.

Además, en el quinto mes de este año la producción industrial del país disminuyó 11.6%, explicado básicamente por la caída en el mismo periodo de la industria manufacturera de 16.3%.

Sin embargo, contra todos los pronósticos, el índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que mide a las empresas del sector industrial, reportó en el primer semestre de 2009 un incremento marginal de 1.96%, lo cual resulta en parte por la expectativa que trae el mercado en torno a la reactivación de la economía estadounidense, principalmente para el último trimestres de este año.

En relación al índice del sector de consumo básico, en el primer semestre de este año registró un rendimiento de 3.75%, no obstante la caída del salario real de las personas y con ello del consumo.

El subdirector de mercados financieros de Grupo Santander, Salvador Orozco, destacó que el sector industrial será uno de los más beneficiados por la reactivación económica de Estados Unidos.

En ese sentido, Orozco explicó que en el país vecino del norte se observa un repunte en la venta de automóviles, como es el caso de Ford, que comenzó a reportar utilidades, lo que ayudará a la reactivación de las exportaciones manufactureras.

Agregó que si bien la economía mexicana empezará a crecer hasta el próximo año, habrá algunos sectores de la economía que durante el segundo semestre de 2009 mostrarán un ligero repunte, como es el caso de la construcción.

El especialista afirmó que el sector servicios será el último en reaccionar a la expectativa de crecimiento de la economía estadounidense, debido a que el consumo interno tendrá una lenta recuperación por el deterioro de los salarios reales.

Pronosticó que para 2010 el Producto Interno Bruto nacional (PIB) mostrará un crecimiento a lo mucho de 1.5%, aunque el primer trimestre aún será complicado por los incrementos esperados en los precios administrados del Gobierno Federal.

Por su parte, el director de mercado de capitales de Metanalisis, Gerardo Copca, señaló que dentro de la bolsa de valores los sectores más dinámicos serán los de materiales y de consumo frecuente, pues se espera que la minera Auntlán mejore sus resultados, así como la emisora Alfa.

El experto complementó que ahora con la perspectiva del recorte del gasto gubernamental los sectores más afectados resultarían el industrial y vivienda, toda vez que estos están ligados con la actividad económica interna del país.

Sin embargo, existirán algunos índices sectoriales de la Bolsa Mexicana de Valores que registrarán avances moderados, como es el caso de telecomunicaciones, aunque podrían observarse incrementos significativos debido a que los precios de las acciones de Axtel, Telmex, Televisa y TV Azteca están rezagados.

El especialista destacó que en relación al comportamiento de la Bolsa Mexicana, el segundo semestre será relativamente positivo, no obstante la expectativa de que el crecimiento de la economía mexicana en los últimos dos trimestres de este año resultarán negativos aunque de manera moderada.

Finalmente el analista de Metanalisis pronosticó que hacia el cierre de 2009 el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV se ubicará entre 31 mil y 31 mil 500 puntos; sin embargo, este repunte dependerá también de qué tan rápido crezca la economía nacional, pero sobre todo la estadounidense.

Trascendental recorte La reducción del gasto gubernamental previsto dentro del presupuesto de egresos de la federación para 2010 tendrá un efecto importante dentro de la economía mexicana, bajo la expectativa de que el PIB nacional apenas crezca 1%.

En los siguientes meses, el Gobierno Federal deberá de proponer al Congreso de la Unión una "reforma fiscal integral" para poder hacer frente a la caída de la recaudación.

Sin embargo, por el momento no sería posible proponer la aplicación de mayores o nuevos impuestos para la población. El director de la Facultad de Economía de la Universidad Panamericana, Gabriel Pérez comentó que ahora con la perspectiva de reducir el gasto gubernamental para el presupuesto de ingresos y egresos para el siguiente año, el sector más afectado será el de la construcción. En ese sentido, el directivo de la Universidad Panamericana señaló que pese a los recursos destinados para este sector no serán suficientes para impulsar de manera importante a la economía nacional. En el 2010 debe de haber cambios en la normatividad del gasto gubernamental para hacerlo más eficiente, es decir, tiene que ser flexible para la utilización de los recursos monetarios, porque de lo contrario si no existe este cambio la economía mostrará un crecimiento por debajo de 1.5%.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles