Weekly News

Regresa la última viga de las Torres Gemelas a Zona Cero

25 de agosto de 2009.

NUEVA YORK, EU.- La última gran viga de acero de las desaparecidas Torres Gemelas que se retiró en la recuperación luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 regresó a la Zona Cero de Nueva York para formar parte del complejo que se construye en memoria de las víctimas.

"Se trata de una pieza muy emotiva que simboliza el recuerdo vivo de quienes murieron en el 11-S y el esfuerzo de los millares de obreros e ingenieros que trabajaron en las tareas de recuperación de la zona", explicó la directora del Museo Nacional en Memoria del 11-S, Alice Greenwald.

A menos de 3 semanas de que se cumpla el octavo aniversario de los ataques terroristas, la llamada "última columna" se trasladó la madrugada de ayer al Sur de Manhattan desde un hangar del aeropuerto neoyorquino JFK, donde estuvo los últimos años.

Tras 4 horas de operaciones, la viga se irguió sobre el mismo suelo donde en su día formó parte de una de las Torres Gemelas que lideraban el horizonte de Nueva York y se ubicó bajo tierra, dentro de lo que será un futuro museo conmemorativo.

Esta fue la última viga que se retiró de los escombros de la Zona Cero y conserva aún los mensajes que los equipos de rescate y familiares de las víctimas escribieron en su superficie a modo de tributo antes de que se la llevaran en mayo de 2002, en lo que se consideró entonces la conclusión de las tareas de recuperación.

"Esta pieza representa la fortaleza de la gente, ya que tras los atentados hubo una ola de apoyo desde que levantó el ánimo a los neoyorquinos", señaló el presidente del futuro museo, Joe Daniels.

La viga instalada ayer es una de las 47 columnas que sobrevivió al desplome de la torre sur y en los meses posteriores a los atentados se convirtió en un improvisado soporte de homenaje.

Sobre su superficie se pegaron cartas de niños a sus padres y madres de desaparecidos, se colgaron rosarios y banderas y se inscribieron las cifras de policías, bomberos y agentes de la Autoridad Portuaria que perecieron.

De casi 11 metros de largo y 58 toneladas de peso, será uno de los elementos centrales de las instalaciones. Entre esas instalaciones destacarán 2 estanques de agua rectangulares rodeados de una plaza arbolada y una construcción en la que se podrán leer los nombres de las cerca de 3 mil víctimas mortales de los ataques.

Pese al retraso de las obras, los estanques, que albergarán unas grandes cataratas artificiales, estarán en pleno funcionamiento cuando en 2011 se cumplan 10 años de los atentados.

"Hemos completado el 80 por ciento de la estructura de acero (del complejo conmemorativo) y el resto estará acabado a finales de año; la base de hormigón estará lista para principios de 2010", aseguró el vicepresidente del Departamento de Construcción y Diseño de Nueva York, Luis Mendes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles