Weekly News

Ven indicios de recuperación

3 de septiembre de 2009.

Existen evidencias del inicio de la recuperación de la industria automotriz en México, asegura un reporte de BBVA Bancomer.

El documento dice que en los próximos meses habría un cambio en la tendencia de la producción de vehículos, generación de empleo y expansión de Inversión Extranjera Directa (IED) al sector automotor, entre otras señales.

"Es asequible una expectativa más optimista para 2009 y 2010", señaló Alma Hernández, analista que firma el reporte publicado ayer.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, dijo que esperarán hasta el viernes próximo cuando conocerán los resultados de las exportaciones de vehículos mexicanos hacia Estados Unidos y entonces dar su opinión al respecto.

Sin embargo, matizó: "Quizá haya un cambio, pero no creemos que esto marque tendencia. Tenemos que dejar pasar tiempo para reunir la información que así lo constate".

Solís agregó que, además, en la cifras de los siguientes meses estará el factor de la estacionalidad. En esta industria los últimos meses del año son de alta demanda de vehículos y en consecuencia aumenta la producción.

"Esto haría que la caída disminuyera, pero no significaría una recuperación. En AMIA prevemos que la planta industrial mexicana todavía percibirá los efectos de la recesión económica durante el primer semestre del próximo año".

CIFRAS POCO ALENTADORAS

El documento coincide en que la tendencia de la producción de vehículos en México continuaría mostrando cifras poco alentadoras. "La velocidad de la caída al parecer ya se ha estabilizado y es posible que pronto cambie la tendencia por la influencia positiva que tuvo el programa de deschatarrización del Gobierno de Estados Unidos", aseguró.

Un hecho y es constatable en el mercado: la mayoría de las marcas reportó alzas interanuales en las ventas de agosto en el mercado de Estados Unidos. Esto fue interpretado como los primeros visos de recuperación en la industria gracias a los planes de incentivo para la compra de vehículos nuevos.

El programa en Estados Unidos tuvo éxito entre los consumidores pues los recursos que se destinaron en su primera etapa (mil millones de dólares) se agotaron en una semana.

A inicios de agosto el Gobierno de Estados Unidos aprobó 2 mil millones adicionales, con lo que se logró desechar, y en consecuencia vender, cerca de 700 mil vehículos en ambos meses.

Para dimensionar el impacto de la medida cabe señalar que en México se espera que en todo el año se logre vender poco más de 750 mil autos nuevos. Allá sólo este programa los desplazó en dos meses.

DESEMPEÑO DE PLANTAS

Así, Ford reportó un aumento de ventas de 17% en agosto en relación al mismo mes de 2008. Chrysler desplazó 5% más unidades; Toyota aumentó en 10.5%; Honda creció 14.2% y Volkswagen 11.4%. General Motors reportó un desempeño negativo en la venta de sus modelos durante el octavo mes del año con una disminución de 20.2% en tanto que Nissan facturó 2.9% menos automotores.

Para Alma Hernández, el plan para renovación vehicular en Estados Unidos empezó ya a repercutir de manera favorable en la industria automotriz de México.

"En agosto Nissan Aguascalientes incrementó al doble su producción del Sentra y Versa que cumplen las condiciones del programa. Lo mismo está ocurriendo con GMC (sic), en su planta Coahuila aumentó la producción por hora de sus modelos Chevy de 12 a 22; la línea de ensamble de los modelos Chevrolet HHR y Captiva y Cadillac SRX pasó de 34 a 49 vehículos por hora", detalló el informe.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles