Weekly News

Cerati provoca un gran desborde de emociones

7 de septiembre de 2009.

MÉXICO, DF.- "¡Hoy conocí a Dios!", gritó la joven. Todavía emocionada por haber saludado a Gustavo Cerati y obtenido su rúbrica en el booklet del CD, la chica caminó apresurada por el estacionamiento de Plaza Loreto, para buscar donde atajarse de la lluvia que la tarde del sábado cayó sobre la Ciudad de México.

Las expresiones entre un sector de los fans reunidos en el mencionado centro comercial eran muy similares: "¡Estoy con el master!", "Eres el mejor", "Mi héroe" y decenas de calificativos que dispararían el ego de cualquiera.

Mientras tanto Cerati, colocado muy en su papel de anfitrión, dedicó a los poco más de 500 fans (reunidos en una conocida tienda de discos) tan sólo cinco segundos para firmarles el booklet de Fuerza Natural (su nuevo álbum) y darles la mano.

Fueron poquísimas las chicas a las que el músico argentino complació con un beso. "¡Ay Ricardo, ya no viste cómo me dio un beso! ¡No tomaste la foto! Le dije: ¿Cerati, me das un besito? ¡Y me lo dio!", dijo una joven que rompió en llanto, mientras regañaba a su novio porque no captó en imagen el preciado momento.

Lágrimas de emoción, nervios, titubeos, decepciones, alegrías. Todas esas reacciones desencadenó el ex Soda Stereo esa tarde, durante la sesión de autógrafos que otorgó como parte de la promoción de su nueva entrega discográfica, Fuerza Natural.

La mecánica para poder ver de cerca a Cerati fue la siguiente: las primeras 500 personas que compraran ese sábado el disco obtendrían un brazalete que representaba "su pase de entrada" a la sesión de autógrafos que oficialmente comenzó a las 17:00 horas.

Los primeros fans en llegar al lugar, y así ser de los "privilegiados" en obtener el tan anhelado brazalete, se formaron a las 11 de la mañana del viernes pasado. A las 05:30 horas del sábado que llegó Ángel Mendoza ya había unas 20 personas en la fila.

De hecho, este muchacho de 21 años ya había adquirido el CD el lunes (el día que salió el disco de Cerati a la venta en México), pero al enterarse que sólo comprando el sábado el álbum podía entrar a la sesión, no dudó en obtenerlo una vez más.

Ya adentro de la tienda, Ángel alistó el disco y su guitarra para que el músico los firmara. No obstante, debido a la cantidad de personas formadas, los integrantes del equipo de seguridad del argentino no le permitieron que le acercara siquiera el instrumento, a modo de no alborotar al resto de los admiradores que insistían en que les autografiara otros objetos.

Entonces Ángel se sintió tan frustrado que derramó unas lágrimas, el rockero lo vio y dio la indicación de que le pasaran la guitarra para firmarla. Y así fue como se cumplió su sueño.

En tanto, tres chicas de la fila cantaron: "¡Gracias por venir!", a modo de recordar el coro del tema Puente, incluido en el álbum Bocanada. Otras más no quisieron quedarse atrás y le cantaron las tradicionales Mañanitas para conmemorar las cinco décadas de vida que Cerati cumplió el pasado 11 de agosto.

De acuerdo con un representante de la disquera Sony Music, al lugar llegaron unas mil 300 personas, de las cuales solamente 800 personas (500 de ellas con brazalete oficial) entraron a la sesión de autógrafos.

Será el 15 de noviembre próximo cuando los seguidores del también guitarrista (aquellos que asistieron y los que no a la firma de autógrafos) podrán ver en acción a su ídolo, cuando éste inicie en la Ciudad de México la gira promocional de Fuerza Natural (su quinto álbum en estudio).



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles