Weekly News

Anuncia Obama alto consejero para política industrial

7 de septiembre de 2009.

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama aseguró el lunes que Estados Unidos sigue enfrentando una crisis económica "inmensa y compleja" y se comprometió a trabajar con los negocios y con los trabajadores para mejorar las cosas, en tanto se preparaba para anunciar a su nuevo consejero para política industrial.

En una declaración por el Día del Trabajo que emitió la Casa Blanca mientras Obama se preparaba para asistir a una comida al aire libre en Cincinnati con miles de trabajadores afiliados a la mayor central obrera del país, la federación AFL-CIO.

Obama expresó confianza de que los estadounidenses con trabajo "ayudarán a que nuestra nación salga de esta crisis".

El mandatario también rindió tributo a las contribuciones que los trabajadores han hecho durante la historia, diciendo que han llevado "a través de momentos de desafío e incertidumbre".

Obama escogió la comida con la AFL-CIO como telón de fondo para anunciar su selección de Ron Bloom como su consejero en jefe para política industrial. Bloom ha prestado servicio desde febrero como el asesor principal del secretario del Tesoro Timothy Geithner como parte del equipo especial de Obama para la industria automovilística.

Bloom viaja a Cincinnati con el presidente, dijo la Casa Blanca. El funcionario estará trabajando con el Consejo Económico Nacional a fin de "proveer liderazgo en el desarrollo de políticas y la planificación estratégica del temario del presidente para hacer revivir el sector industrial", precisó la Casa Blanca en un comunicado.

El vocero de la AFL-CIO Eddie Vale dijo que la tradicional comida al aire libre de la federación — que el lunes celebra su edición anual 23 — atrae hasta 20.000 personas. El entonces candidato presidencial Bill Clinton asistió al acto en 1992.

Entretanto, la secretaria del Trabajo, Hilda Solís, quien se unirá a Obama en el acto en Ohio, dijo el lunes que está "ocurriendo una estabilización" en el mercado laboral, mientras que en algunos sectores ya hay alguna mejora.

En una entrevista al programa matutino "Today" de la cadena NBC, Solís agregó sin embargo, que el mercado laboral "no está ciertamente en ninguna parte donde necesitamos que esté ahora mismo".

Dijo que el gobierno de Obama está desplegando todo en su "caja de herramientas" para tratar de estabilizar un mercado inseguro, agregando que en los próximos meses se echarán a andar esfuerzos en el campo de entrenamiento laboral.

"Yo diría en primer lugar que entendemos que... este número (la tasa de 9,7% de desempleo) es muy inaceptable", dijo Solís. "Me gustaría decir en este Día del Trabajo: 'No se descorazonen. Visiten nuestras oficinas, conozcan a nuestro personal, analicen si necesitan hacer planes para un trabajo nuevo, una carrera nueva o ingresar en un nuevo programa de educación''.

Obama habla en Ohio ante uno de sus bastiones electorales clave — los obreros sindicalizados — mientras el mandatario se prepara para un discurso crítico esta semana ante el Congreso y la nación sobre sus esfuerzos para reformar el sistema de atención médica pública.

El encuentro de Obama con la AFL-CIO podría darle cierto alivio mientras la atmósfera política permanece polarizada alrededor del tema de la salud pública.

La oposición a los planes de Obama para reformar la salud pública fue evidente el sábado en West Chester, un suburbio de Cincinnati, donde miles de personas protestaron con carteles que tenían leyendas como "La salud pública del gobierno me enferma" y "Deje tranquila nuestra salud pública".

A diferencia de otras naciones desarrolladas, Estados Unidos carece de un sistema nacional de seguro de salud. La mayoría de los seguros se obtienen a través de los patrones y casi 50 millones de los 300 millones de estadounidenses carecen de seguro.

Obama llegó a la presidencia en enero con una popularidad sin precedentes y un apoyo fuerte para su plan de hacer accesible la atención médica para todos, pero la oposición ha crecido a causa de los ataques conservadores y la incapacidad de los liberales de contrarrestarlos.

Mientras Obama se prepara para dar un discurso el miércoles por la noche ante el Congreso para tratar de salvar su principal prioridad en el temario nacional, su asesor político David Axelrod dijo el domingo en una entrevista por televisión que un plan público no es el asunto clave en el debate nacional para reformar el sistema de salud.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles