Weekly News

Reneé sobrevive a los 40

10 de septiembre de 2009.

Reneé Zellweger hace recuento de su carrera a sus 40 años de edad.

MÉXICO, DF. Ahora que cumplió 40 años, Reneé Zellweger asegura que nada ha cambiado.

"La gente está muy preocupada en preguntarme qué se siente entrar a los 40, pero la edad no ha sido un factor en mi carrera, nunca he basado mi éxito en mostrar cuerpo exuberante o cabello perfecto".

La actriz se refiere a la versatilidad de su imagen. Ella se dio a conocer cuando dio vida a Bridget Jones en cine para las versiones cinematográficas basadas en los libros de la periodista inglesa.

Se trató, en ese momento, en un riesgo porque la imagen de la Jones real siempre había sido la de una mujer un poco gorda y que batallaba mucho con su aspecto.

Zellwegger dedicó entonces varias semanas a engordar sin ningún reparo.

"Nunca me afectó verme gorda. Emocionalmente no representó ningún trabajo, excepto por el hecho de que tenía que mantenerme en un cierto peso durante el rodaje, evitar rebotes que perjudicaran la imagen del personaje a lo largo de la cinta", dijo en 2001 cuando se estrenó la segunda parte del filme.

Pero desde entonces el cuerpo de la actriz ha demostrado una enorme capacidad camaleónica, ya que lo mismo aparece como una ingenua pueblerina agobiada por un crimen que no cometió (en la película Irene, yo y mi Otro Yo, protagonizada junto a Jim Carrey) que una sensual aspirante a actriz de Broadway capaz de cualquier cosa con tal de conseguir un protagónico en la obra de sus sueños (en la versión cinematográfica de Chicago junto a Richard Gere).

Y en los últimos meses, la prensa la ha notado especialmente delgada a partir del estreno de My one and Only, filme ubicado en el ingenuo Sur estadounidense de los años 50, que fue estrenada el pasado fin de semana en Nueva York.

Zellwegger ha sido elogiada porque su personaje de "Anne" es una mezcla de Marylin Monroe y una dulce madre de familia. La anécdota trata sobre una mujer que al descubrir que su marido la engaña durante un viaje a Nueva York, ella toma a sus dos hijos adolescentes para emprender un viaje sin rumbo fijo que los llevará a descubrir la fortaleza de su amor en un típico melodrama hollywodense.

GRAN COLMILLO

A lo largo de su carrera, Zellwegger ha mantenido un perfil de comodidad, escogiendo casi siempre películas que aseguran cierto éxito en taquilla.

Por eso mismo, la mayor parte de su filmografía se ubica en la comedia. Y si bien su cuerpo es versátil, sus personajes no lo son tanto y por el contrario, se basan mucho en los gestos y rasgos curiosos del rostro de la actriz.

Uno de estos personajes llega esta semana a las pantallas mexicanas en la película "Nueva en la ciudad", comedia en la que interpreta a una mujer citadina y cosmopolita que se ve en la necesidad de viajar a un poblado para reestructurar una empresa. Ella, ejecutiva acostumbrada al calor de Miami y al uso indiscriminado de zapatos de marca, tiene que adaptarse a un estilo de vida totalmente diferente, incluyendo un frío y crudo invierno aunque al final, como es previsible en toda comedia romántica, encuentra un amor que le da sentido a su vida.

El filme contribuye muy poco al prestigio de Zellweger y quizá por eso es que al mismo tiempo decidió incursionar en un género totalmente diferente: el terror.

En Expediente 39 interpretará a una madre abnegada y muerta de miedo, inmiscuida en conflictos familiares agravados por algunos acontecimientos sobrenaturales. Su personaje se llama "Emily Jenkins" y es una trabajadora social que adopta a una niña que sufrió un intento de asesinato por parte de sus padres.

EL FUTURO ESTÁ EN SUS MANOS

Precisamente ahora que ya cumplió 40 años, la actriz nacida el 25 de abril de 1969 en Texas debe hacer un recuento de su carrera, ya que sólo una vez ha recibido el apapacho de la crítica, que en 2003 la premió por su personaje secundario en Cold Mountain.

Gracias a este filme, Zellweger puede presumir, a pesar de lo poco versátil de su carrera, de tener en su vitrina los cuatro premios más importantes del cine de habla inglesa: Oscar, el Bafta, el Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores.

Pero el resto de su carrera, enfocada casi siempre en comedias románticas y musicales, ha pasado desapercibida por la crítica. Pensando en eso fue que decidió aceptar Expediente 39, que será la primera película de Christian Alvart en Hollywood, un director consagrado en Europa y que tiene en sus manos no sólo el comienzo de su carrera en Estados Unidos sino también el futuro de Reneé Zellweger.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles