Weekly News

Luchará EU sin tregua contra AL Qaeda

11 de septiembre de 2009.

WASHINGTON, EU.- El presidente estadunidense Barack Obama dijo que su gobierno no dará tregua alguna en sus esfuerzos para destruir a la red terrorista Al Qaeda, al cumplirse hoy ocho años de los ataques del 11 de septiembre.

'Renovemos nuestro determinación contra aquellos que perpetraron este bárbaro acto y que aun continua complotando en nuestra contra', urgió el mandatario en uno de los eventos con que Estados Unidos recordó esa fatídica fecha.

En un día nublado a tono con el sombrío recordatorio, Obama habló ante familiares de las 184 víctimas que perdieron la vida cuando el vuelo de American Airlines, con 59 pasajeros a bordo, se impactó contra una de las fachadas de El Pentágono, la sede del Departamento de Defensa.

Minutos antes, el mandatario guardó un minuto de silencio en el patio sur de la Casa Blanca, marcando el momento en que la primera de las torres gemelas en Nueva York fue alcanzada por el vuelo 87 de American.

Acompañado de la primera dama Michelle Obama, el mandatario advirtió: 'en defensa de nuestra nación, nunca descansaremos. En la persecución de Al Qaeda y sus aliados extremistas, nunca titubearemos'.

'Tomando en cuenta que el trabajo de proteger al país nunca termina, haremos lo que este en nuestro poder para mantenerlo seguro', dijo Obama bajo una fuerte lluvia.

Los ataques, el peor incidente terrorista en la historia de Estados Unidos, cobraron la vida de dos mil 993 personas.

En adición a las dos mil 749 personas que perdieron la vida en Nueva York y Washington, 40 más murieron cuando el vuelo 93 de United Airlines se desplomó en una zona rural en Shanksville Pensilvania.

Obama dijo que recordar a las víctimas de estos ataques constituía no sólo un merecido tributo a su memoria, sino 'la más fuerte respuesta a quienes nos atacaron'.

Poco después acompañado por el sectario de Defensa, Robert Gates, y el jefe del Comando Militar Conjunto, almirante Mike Mullen, Obama depositó una ofrenda floral en el parque memorial construido en el área donde la aeronave hizo impacto.

Terminado el evento, el presidente procedió a saludar de mano a varios de los familiares de las víctimas que se dieron cita para la ocasión.

La lluvia había arreciado para entonces, pero eso no disuadió a Obama, quien sin la protección de un paraguas continúo adelante, acompañado de su esposa, Gates y Mullen, quienes terminaron empapados para cuando el último saludo fue hecho.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles