Weekly News

Cárteles mexicanos se expanden a África

14 de septiembre de 2009.

Los cárteles del narcotráfico de México se han establecido en el oeste de África para enviar droga hacia Europa y Rusia. Sus lugartenientes conviven con terroristas en bares y burdeles, además de que han cambiado el uso del dólar por el euro obteniendo mayores ingresos que los hacen más poderosos y los convierten en una amenaza para esos países y América.

Lo anterior, de acuerdo con James Stravridis, actual comandante del Comando de Europa de Estados Unidos y Michael Braun, ex administrador asistente y ex jefe de operaciones de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por su siglas en inglés), quienes advirtieron en entrevista y en comparecencias, por separado, sobre la expansión de los cárteles del narcotráfico de México y Colombia en África y el riesgo de ampliar su relación con grupos islámicos.

“Hay grupos de narcotráfico mexicanos al igual que cárteles de Colombia, incluyendo las FARC, que están estableciendo su presencia en el oeste de África, porque necesitan apoyo logístico de grupos africanos del crimen organizado, para enviar toneladas de cocaína de Colombia a México y hacia Europa, a Rusia y a otros lugares”, dijo Braun.

El oeste de África, “en particular el norte, se han convertido en el punto de transbordo de la cocaína hacia Europa y Rusia. Esto muestra el riesgo estratégico no sólo para México, Colombia y Estados Unidos, sino para África, Europa y todos los demás lugares”, agregó, en entrevista con EL UNIVERSAL.

La razón del incremento del narcotráfico de cocaína de México y Latinoamerica hacia el oeste de África, se debe al aumento de la demanda de esta droga en muchas partes de Europa y se considera que cárteles mexicanos y latinoamericanos enviarán aproximadamente entre 400 y 500 toneladas de cocaína a Europa éste año, y su mayor motivación es siempre el dinero, detalló.

Eficiencia empresarial

Además, comentó, en Europa no hay leyes fuertes en contra del narcotráfico, lo que va acompañado de una actitud liberal hacia el narcotráfico y consumo en muchos países europeos.

Los cárteles de Colombia y de México, que operan con ciento por ciento de eficiencia empresarial, reconocen también el actual valor del euro sobre el dólar y han capitalizado exitosamente esto con un lucrativo resultado en el actual estado de las relaciones globales económicas”, destacó.

En opinión del ex funcionario de la DEA “los cárteles se han hecho tan poderosos que se han convertido en una amenaza para la seguridad de las instituciones de México y cualquier país”.

Braun citó que los cárteles del narcotráfico invierten millones de dólares, cada año, en desestabilizar regiones alrededor del mundo para avanzar en sus eficiencias operativas y por ello usan la corrupción, intimidación y brutal violencia para desestabilizar gobiernos en lugares como el oeste de África, y otros sitios en ese continente, que se consideran como de ingobernabilidad, permiten a poderosos criminales y terroristas trabajar libres.

“Organizaciones terroristas y organizaciones globales del narcotráfico, naturalmente emigran y coinciden en el mismo espacio ingobernado”, dijo Braun.



En este sentido, señaló que “operativos de Al Qaeda, Hezbollah, Hamas y quizás otros, se codean con los cárteles latinoamericanos y mexicanos, incluyendo las FARC de Colombia, en los países del oeste africano y en otros lugares del continente”.

Refirió que “ellos frecuentan los mismos bares de mala muerte, y los sórdidos burdeles, y se hospedan en los mismos hoteles. Hablan de negocios.; comparten lecciones aprendidas, contactos críticos importantes, medios operacionales y métodos”.

Intercambio de experiencias

Los cárteles del narcotráfico y los grupos terroristas, expresó, envían a sus sargentos y lugartenientes a lugares como el oeste de África y ellos serán quienes en la siguiente década buscarán una posición de liderazgo en ambas organizaciones globales de narcotraficantes y terroristas, las cuales son actualmente consideradas como “grupos híbridos”.

De 45 grupos terroristas en el mundo, explicó, 15 han hecho esa transición al narcoterrorismo como es el caso de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC), Sendero Luminoso, Al Qaeda y Hamas, entre otros. “Otra dimensión de éste peligroso escenario es que grupos del crimen organizado han aprendido, en su mayoría, de los narcotraficantes mexicanos a pedir pagos en especie, cocaína, por sus servicios en lugar de efectivo. Ellos pueden obtener mayores ganancias con cocaína en sus manos, que la que pueden obtener con monedas en sus cofres”, refirió.

Sin hablar a nombre de la DEA, pero basado en su experiencia de 34 años trabajando en la agencia, Braun compareció en junio pasado ante el subcomité de relaciones sobre África del Congreso de Estados Unidos, y externó su preocupación, por el crecimiento de las relaciones entre los cárteles mexicanos, colombianos y los grupos terroristas de África.

“La mayoría de las amenazas que enfrenta ésta región (América) son en gran parte dirigidas, o relacionadas con los poderosos cárteles del narcotráfico de Latinoamérica y México que han hecho raíces en el continente africano”, dijo en su comparecencia.

Braun aseguró que África no es solo un problema para Europa debido a que el dinero que regresa a los cofres de los cárteles latinoamericanos y mexicanos es el mismo que afecta a EU y hace a los cárteles más fuertes.

Los mismos grupos terroristas que se han posicionado en el oeste de África, y el narcotráfico que emana de Latinoamérica están financiando y ahora facilitando en mucho su capacidad de operación, “lo que ocurre en África, no se queda en África”, agregó.

“En 2008 observamos que los traficantes expandieron su presencia en el oeste de África como puente a Europa, mientras que también exploran los mercados de medio oriente y Asia”, afirmó el almirante Stravridis.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles