Weekly News

Neumáticos generan disputa

15 de septiembre de 2009.

Beijin, China.- Mientras Beijing presentaba ayer una queja ante la Organización Mundial de Comercio por los nuevos aranceles estadounidenses contra los neumáticos chinos, el presidente Barack Obama defendió las sanciones, alegando que están contempladas en los acuerdos comerciales justamente para que funcionen correctamente.

El conflicto se suma a una serie de disputas entre ambas naciones sobre productos avícolas, partes automotrices y otros bienes que amenazan con tensar las relaciones entre Beijing y Washington, mientras ambos cooperan en asuntos complejos que incluyen la crisis económica global y la amenaza militar de Corea del Norte. También ocurre mientras las dos potencias mundiales se preparan para asistir a una reunión cumbre global sobre economía.

EL ANÁLISIS

Los economistas dijeron que ambas naciones tienen demasiado en juego en el terreno económico como para permitir que su disputa salga de control. Estados Unidos, la economía más grande del mundo, representa un mercado enorme para las exportaciones chinas, mientras que China es la poseedora más grande de bonos del Tesoro estadounidense. En estos momentos la deuda gubernamental estadounidense está aumentando mientras la recesión y los esfuerzos para estabilizar el sistema bancario han hecho que el déficit federal supere más de 1 billón de dólares en el actual año fiscal. Obama dijo que él no estaba actuando de forma provocativa y que tampoco desea promover el proteccionismo. Dijo que un comercio más amplio y acuerdos comerciales nuevos son esenciales para el crecimiento económico estadounidense y que el cumplimiento de tales acuerdos son parte de los esfuerzos por mantener un sistema de comercio libre y abierto.

LA VERSIÓN CHINA

China presentó ante la Organización Mundial de Comercio una queja en la que acusa a Washington de violar las normas internacionales al subir sus aranceles a los neumáticos chinos, aumentando su presión hacia Estados Unidos en la más reciente y enconada de una serie de disputas comerciales bilaterales. La queja china ante la OMC en Ginebra activó un proceso de 60 días en el que ambas partes deberán tratar de resolverse su disputa a través de negociaciones. Si eso falla, China puede pedirle a un panel de la OMC que investigue y falle sobre el caso.

"China cree que la medida antedicha por Estados Unidos, que va en contra de las reglas pertinentes de la OMC, es una práctica equivocada que abusa de los remedios comerciales", dijo una declaración gubernamental china citada por la agencia oficial de noticias Xinhua.

El presidente Barack Obama aprobó los aranceles el viernes pasado a fin de frenar el rápido incremento de las importaciones de neumáticos chinos, a las cuales se ha señalado como responsables de miles de pérdidas de empleos estadounidenses. Ese hecho ha provocado una acusación de proteccionismo comercial de parte de Beijing.

La Representación Comercial de Estados Unidos en Ginebra dijo el lunes que Washington no está violando las reglas.

"Las acciones de Estados Unidos sobre los neumáticos son completamente consistentes con la OMC y, de hecho, siguen un componente explícito del acuerdo al que China convino en seguir cuando se unió a la OMC y pidió tiempo para escalonar ciertos compromisos al abrir su mercado", dijo la portavoz Carol Guthrie."Estados Unidos seguirá cuidadosamente la respuesta de China para asegurarse de que tal respuesta sea consistente con sus obligaciones ante la OMC", agregó.

La respuesta extraordinariamente puntual de Beijing a la decisión de los aranceles estadounidenses muestra la urgencia que le otorga China a mantener sus exportaciones en medio de una declinante demanda global.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles