Weekly News

Usar el cinturón de seguridad disminuye 70% el riesgo de morir en accidentes

16 de septiembre de 2009.

Usar siempre el cinturón de seguridad del automóvil, disminuye en un setenta por ciento el riesgo de sufrir lesiones que pueden ser mortales o incapacitantes de por vida, ocasionadas por los accidentes vehiculares, y que son el principal motivo del incremento de las urgencias traumatológicas.

El servicio de Urgencias del Hospital General Regional No. 1 (Conocido como Hospital Morelos) del Instituto Mexicano del Seguro Social, informó que se atienden diariamente en promedio derechohabientes afectados por dos accidentes automovilísticos.

Dichos accidentes se relacionan con el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y las fallas mecánicas; sin embargo por lo general los pasajeros de estos vehículos no traen puesto el cinturón de seguridad.

Según la estadística, el 90% de los conductores si traen su cinturón, sin embargo el 60% de los copilotos no lo usan; así como el 90% de los pasajeros de la parte trasera del automóvil, quienes por lo general son los que salen más dañados.

Por tal razón, el cuerpo médico de urgencias establece que es igualmente importante que las personas que viajan en la parte trasera usen el cinturón de seguridad, ya que pueden sufrir graves daños al proyectarse con los asientos de adelante e incluso llegar al fallecimiento.

Cabe mencionar que la mayoría de las lesiones en estos accidentes se deben a que ni el conductor ni los pasajeros traían puesto el cinturón de seguridad; dispositivo que evita, en el momento de la colición, salir proyectado (“disparado”) hacia el parabrisas o contra el volante.

El cinturón también previene la “sacudida” que se produce con el impacto del vehículo; con lo que se disminuye el riesgo de que la víctima se desnuque y sufra golpes fuertes en la cabeza o en el tórax, que pueden llegar a poner en riesgo la vida.

De acuerdo al área de urgencias del IMSS, se estima que en el sesenta por ciento de estos accidentes el “copiloto” o acompañante es quien recibe el mayor número de lesiones –y las más graves-, ya que con frecuencia el conductor por intuición da el volantazo y gira, lo cual disminuye el daño para él al impactarse.

En cuanto al cuidado de los niños, lo ideal es que viajen en el asiento trasero del vehículo y no en el delantero, ya que algunos autos traen bolsas de aire que están diseñadas para proteger a los adultos del impacto; pero no protegen a los pequeños, quienes pueden sufrir asfixia o desnucarse cuando se infla la bolsa; en tanto que los menores de tres años deben utilizar sillas especiales para carro.



Otras recomendaciones emitidas por los médicos urgenciólogos del IMSS, para evitar o disminuir el riesgo de los accidentes automovilísticos son: revisar su auto antes de salir a carretera, nunca manejar fatigado o en estado de ebriedad y siempre respetar los límites de velocidad y las señales de tránsito.

La fatiga física y el cansancio mental también disminuyen los reflejos de los conductores y complican las maniobras del vehículo. Inclusive, en ocasiones, hasta se quedan dormidos por breves segundos.

Finalmente, en caso de sufrir o presenciar un accidente automovilístico la recomendación es no mover a las víctimas pues se le pueden provocar lesiones de la columna (daño a la médula espinal) y dejarlo incapacitado para moverse. Sólo se recomienda hacerlo en caso de un inminente peligro de incendio o explosión del auto; lo más recomendable es llamar a la unidad de rescate.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles